domingo, 10 de abril de 2016

Las Leyes según Kafka: La ley como secreto aristocrático


Kafka escribió un cuento llamado "La muralla china" o también conocido como "Sobre la edificación de la muralla china".  Sabemos por sus biógrafos que el original fue quemado por el propio Kafka enojado con su obra, con sus textos. La mayoría de los relatos de Kafka, muchos cuentos, algunas novelas, entraron en el olvido por el fuego. Fueron destinadas por su propio autor a ser cenizas.

Sin embargo, Max Brod, su albacea y amigo, famoso escritor comercial de fines de Siglo XIX y crítico lector de los textos de su amigo Franz, recibió siempre sus textos para editarlos, comentarlos y publicarlos. Max Brod fue quien publicó la mayor cantidad de los escritos de Kafka post mortem contradiciendo la última voluntad del propio Kafka de destruirlos.

los aristócratas no piden permisos legales - San Telmo 2011

Ese cuento titulado "La muralla china" tiene un tercer fragmento sobre "La Cuestión de Las Leyes". El fragmento parece kafkianamente desconectado del relato central. Sin embargo, siempre me resultó muy interesante. Lo reproducimos. Salud!

--

La cuestión de las leyes 

Por lo general nuestras leyes no son conocidas, sino que constituyen un secreto del pequeño grupo aristocrático que nos gobierna. Aunque estamos convencidos de que estas antiguas leyes se cumplen con exactitud, resulta en extremo mortificante el verse regido por leyes para uno desconocidas. No pienso aquí en las diversas posibilidades de interpretación ni en las desventajas de que sólo algunas personas, y no todo el pueblo, puedan participar de su interpretación. Acaso esas desventajas no sean muy grandes. Las leyes son tan antiguas que los siglos han contribuido a su interpretación, pero las licencias posibles sobre la interpretación, aun cuando subsistan todavía, son muy restringidas. Por lo demás la nobleza no tiene evidentemente ningún motivo para dejarse influir en la interpretación por un interés personal en perjudicarnos ya que las leyes fueron establecidas desde sus orígenes por ella misma; la cual se halla fuera de la ley, que, precisamente por eso, parece haberse puesto exclusivamente en sus manos. Esto, naturalmente, encierra una sabiduría —quién duda de la sabiduría de las antiguas leyes—, pero al propio tiempo nos resulta mortificante, lo cual es probable que sea inevitable. 

Por otra parte, estas apariencias de leyes sólo pueden ser en realidad sospechadas. Según la tradición existen y han sido confiadas como secreto a la nobleza; de modo que más que una vieja tradición, digna de crédito por su antigüedad, pues la naturaleza de estas leyes exige también mantener en secreto su existencia. Pero si nosotros, el pueblo, seguimos atentamente la conducta de la nobleza desde los tiempos más remotos y poseemos anotaciones de nuestros antepasados referentes a ello, y las hemos proseguido concienzudamente hasta creer discernir en los hechos múltiples ciertas líneas directrices que permiten sacar conclusiones sobre esta o aquella determinación histórica, y si después de estas deducciones finales cuidadosamente tamizadas y ordenadas procuramos adaptarnos en cierta medida al presente y al futuro, todo aparece ser entonces algo inseguro y quizás un simple juego del entendimiento, pues tal vez esas leyes que aquí tratamos de descifrar no existen. Hay un pequeño partido que sostiene esta opinión y que trata de probar que cuando una ley existe sólo puede rezar: lo que la nobleza hace es ley. Ese partido ve solamente actos arbitrarios en los actos de la nobleza y rechaza la tradición popular, la cual, según su parecer, sólo comporta beneficios casuales e insignificantes, provocando en cambio graves perjuicios al dar al pueblo una seguridad falsa, engañosa y superficial con respecto a los acontecimientos por venir. No puede negarse este daño, pero la gran mayoría de nuestro pueblo ve su razón de ser en el hecho de que la tradición no es ni con mucho suficiente aún, ya que hay todavía mucho que investigar en ella y que, sin duda, su material, por enorme que parezca, es aún demasiado pequeño, por que habrán de transcurrir siglos antes de que se revele como suficiente. Lo confuso de esta visión a los ojos del presente sólo está iluminado por la fe de que habrá de venir el tiempo en que la tradición y su investigación consiguiente resurgirán en cierto modo para poner punto final, que todo será puesto en claro, que la ley sólo pertenecerá al pueblo y la nobleza habrá desaparecido. Esto no lo ha dicho nadie, en modo alguno, con odio hacia la nobleza. Antes bien, debemos odiarnos a nosotros mismos, por no ser dignos aún de tener ley. Y por eso, ese partido, en realidad tan atrayente desde cierto punto de vista y que no cree, en verdad, en ley alguna, no ha aumentado su caudal porque él también reconoce a la nobleza y el derecho a su existencia.

En verdad, esto sólo puede ser expresarse con una especie de contradicción: un partido que, junto a la creencia en las leyes, repudiara la nobleza, tendría inmediatamente a todo el pueblo a su lado, pero un partido semejante no puede surgir pues nadie osa repudiar a la nobleza. Vivimos sobre el filo de esta cuchilla. Un escritor lo resumió una vez de la siguiente manera: la única ley, visible y exenta de duda, que nos ha sido impuesta, es la nobleza, ¿y de esta única ley habríamos de privarnos nosotros mismos?

Franz Kafka.
1917. Originalmente en "La muralla china" o "En los tiempos de la construcción de la Muralla China" (Beim Bau der Chinesischen Mauer). 

viernes, 18 de marzo de 2016

Prólogo Tractatus Logico-Philosophicus: Ludwig Wittgenstein


ningún filósofo nace stencil - Baires 2011
Vamos a comenzar a ver textos de y sobre Ludwig Wittgenstein en el curso de Estudios Críticos del Derecho. Iniciaremos con unos de los más míticos prólogos que se hayan escrito de un libro, siempre misterioso y enigmático -en varios sentidos-, como el Tractatus.

Como hay varias traducciones y no disputamos traducciones correctas, publicamos la que usamos en clase sólo con el objetivo que quede disponible al alcance de todas/os.

Seguimos y salud!

--..--

L. Wittgenstein: "Prólogo"
Tractatus Logico-Philosophicus

Posiblemente sólo entienda este libro quien ya haya pensado alguna vez por sí mismo los pensamientos que en él se expresan o pensamientos parecidos. No es, pues, un manual. Su objetivo quedaría alcanzado si procurara deleite a quien, comprendiéndolo, lo leyera. El libro trata los problemas filosóficos y muestra —según creo— que el planteamiento de estos problemas descansa en la incomprensión de la lógica de nuestro lenguaje. Cabría acaso resumir el sentido entero del libro en las palabras: lo que siquiera puede ser dicho, puede ser dicho claramente; y de lo que no se puede hablar hay que callar. El libro quiere, pues, trazar un límite al pensar o, más bien, no al pensar, sino a la expresión de los pensamientos: porque para trazar un límite al pensar tendríamos que poder pensar ambos lados de este límite (tendríamos, en suma, que poder pensar lo que no resulta pensable).

Así pues, el límite sólo podrá ser trazado en el lenguaje, y lo que reside más allá del límite será simplemente absurdo.

En qué medida coincida mi empeño con el de otros filósofos es cosa que no quiero juzgar. Lo que aquí he escrito, ciertamente, no aspira en particular a novedad alguna; razón por la que, igualmente, no aduzco fuentes: me es indiferente si lo que he pensado ha sido o no pensado antes por otro.

Quiero mencionar simplemente que debo a las grandes obras de Frege y a los trabajos de mi amigo Bertrand Russell buena parte de la incitación a mis pensamientos.

Si este trabajo tiene algún valor, lo tiene en un doble sentido. Primero, por venir expresados en él pensamientos, y este valor será tanto más grande cuanto mejor expresados estén dichos pensamientos. Cuanto más se haya dado en el clavo. En este punto soy consciente de haber quedado muy por debajo de lo posible. Sencillamente porque para consumar la tarea mi fuerza es demasiado escasa. Otros vendrán, espero, que lo hagan mejor.

La verdad de los pensamientos aquí comunicados me parece, en cambio, intocable y definitiva. Soy, pues, de la opinión de haber solucionado definitivamente, en lo esencial, los problemas. Y, si no me equivoco en ello, el valor de este trabajo se cifra, en segundo lugar, en haber mostrado cuán poco se ha hecho con haber resuelto estos problemas.


Ludwig Wittgestein
Viena, 1918
L. Wittgentein: "Prólogo", Tractatus Logico-Philosophicus (1922).

Traducción castellana de Jacobo Muñoz e Isidoro Reguera.
Alianza, Madrid, 2003, pp. 47-48

-- 

jueves, 17 de marzo de 2016

Wittgenstein (1993) de Derek Jarman


el pitufo wittgensteniano - Palermo 2013


Dejamos, como prometimos, el film de Derek Jarma "Wittgenstein" de 1993, completo y con subtítulos. Además agregamos los post anteriores sobre el tema, sobre todo con los extractos del Tractatus que mencionamos son más usados en el curso de Estudios Críticos del Derecho.

1. Derecho y Lenguaje I, acá. y 
2. Derecho y Lenguaje II, acá. 
3. Pueden ver los cuadros de Goya y de Klee que vamos a necesitar para hablar de Adorno y Horkheimer y de Benjamin, acá.
4. Y además de la película que usamos como referencia para hablar de Industria Cultural, la película sobre Street Art del gran Banksy, por acá.

Ahora sí, cumple y dignifica. Salud!


jueves, 18 de febrero de 2016

El futuro de la Corte Suprema de los EEUU: ¿Quién fue Antonin Scalia? - Perfil


Por obvias razones -y en medio de viajes- publicamos esta columna en Perfil, acá. Hay algunas conexiones en el proceso abierto en Estados Unidos que tienen ciertas similitudes con lo que pasó y pasará en Argentina en el proceso de designación de jueces de la Corte Suprema que se aproxima. Por eso mismo, esta introducción y algunos breves contrastes. 

Sigamos y salud!

We the people like us - Philadelphia 2016


El futuro de la Corte Suprema de los EEUU: ¿Quién fue Antonin Scalia?

La muerte del magistrado estadounidense plantea desafíos institucionales a Obama: Contrastes con Argentina.

Por Lucas Arrimada (*) |

1. El padre del originalismo constitucional. El sábado, a los 79 años, falleció Antonin G. Scalia, Juez de la Corte Suprema de EEUU y famoso precursor de la interpretación originalista de la Constitución.
Scalia fue la figura más representativa y carismática del ala más conservadora de la Corte Suprema de Estados Unidos en los últimos 30 años. Fue propuesto por el presidente Ronald Reagan en 1986 y su proceso de confirmación fue destacado por lograr un apoyo unánime en el Senado.

Fue beneficiado políticamente por una histórica y traumática audiencia de confirmación del previo y polémico candidato republicano: El profesor de Harvard, Robert Bork. Ambos fueron los impulsores de la teoría originalista y textualista (Bork y Scalia respectivamente) de la interpretación de laConstitución. Esta teoría pretende "reconstruir" el significado de los textos constitucionales de acuerdo a la voluntad/intención "original" de sus autores y sus contextos históricos.

En efecto, Scalia fue designado con 98 votos afirmativos del Senado de los EEUU. Las designaciones con apoyo unánime son extrañas y, en este caso, ese récord es sólo superado por la designación de Sandra Day O'Connor, con 99 votos afirmativos y una ausencia, en un cámara alta de 100 Senadores.
Como el primer Juez Supremo de origen italoamericano, Scalia fue reconocido, por especialistas y colegas, por ser un conservador atrevido pero consecuente. Sus dichos, decisiones y votos más polémicos fueron en contra del derecho al aborto, el matrimonio igualitario, a favor de la posibilidad de justificar la tortura (sic) en contextos de excepción, o la polémica elección presidencial del 2000 (en el problemático caso Bush vs. Gore).

Defensor público de la "Independencia Judicial", fue muy criticado cuando salió a la luz un viaje de caza con el por entonces vicepresidente Dick Cheney, en la época en la que el máximo tribunal tenía un expediente sobre él por resolver.

A pesar del perfil conservador de Scalia, se destaca su práctica de contratar a secretarios (clerks) progresistas -de izquierda en el espectro político norteamericano- para que desafíen sus argumentos habituales, algo muy difícil de imaginar en la tradición latinoamericana. Más allá de las diferencias ideológicas, todos las reacciones públicas resaltan su calidad humana y su retórica polemista como una gran virtud para la discusión pública.

2. El futuro de la Corte y Obama. La inesperada muerte de Scalia tendrá un impacto directo en la interna de ambos partidos, Demócrata y Republicano, y en la política institucional del fin del gobierno de Barack Obama.

Obama anunció, con una rapidez inesperada, que piensa ejercer su derecho constitucional de postular un nuevo candidato a Juez Supremo. La oposición en el Senado y las principales respuestas de los líderes republicanos dan a entender que será un contexto poco propicios para los acuerdos y las unanimidades.

En la interna partidaria y en la posterior campaña presidencial, los candidatos deberán incluir a la Corte Suprema en sus debates. Un contraste interesante entre Argentina y Estados Unidos fue la ausencia total del tema "Corte Suprema" en el debate presidencial argentino. Ni Macri ni Scioli, respondieron las preguntas sobre la Corte Suprema y sus candidatos, sus casos, etc. En este nuevo contexto de EEUU, es esperable que tanto Donald Trump o Bernie Sanders, y así todos los precandidatos presidenciales, deban hacer público qué modelo de juez supremo tienen en mente.

Es probable que Barack Obama -quién se ha presentado a sí mismo como Profesor asociado de Derecho Constitucional en la Universidad de Chicago- elabore una estrategia basada principalmente en su capacidad retórica y su lucidez política, y no tanto en su derecho constitucional a postular un candidato. Los nombres que sobresalen, el juez indio-americano Sri Srinivasan y el senador afroamericano Cory Booker, por ejemplo, son todos moderados políticos o jueces vinculados al partido demócrata con buena relación con los representantes de la cámara alta.

Sin duda, tener la facultad de proponer un nuevo Juez Supremo no significa poder concretar ese nombramiento. Especialmente en el último año de gestión presidencial. Sabemos que para designar Jueces en la Corte Suprema se necesitan, tanto en Estados Unidos como en Argentina, acuerdos políticos y conseguir los votos opositores en el Senado.

(*) Profesor de "Derecho Constitucional" y "Estudios Críticos del Derecho" en la UBA. | Twitter: @lucasarrimada.

lunes, 8 de febrero de 2016

Los debates presidenciales como shows cómicos


Sabemos que los debates televisados tienen mucho de show y de guión, muy poco del real debate amplio, robusto y desinhibido que necesita una democracia cuando se la toma en serio. Ahora, fue increíble ver cómo algo tan ficticio y guionado, controlado en forma y fondo, como los debates de la interna republicana de la semana pasada pueden transformarse en un show cómico. Y, especialmente, en un show de comedia física, no sólo verbal. Por todo eso, este pasaje del GOP Republicano que subimos es realmente imperdible!

Políticos profesionales, con amplia trayectoria, con asesores extraordinariamente bien pagos, entre tantos otros factores, pasando tal extraordinario papelón. Es obvio que las empresas que organizan los debates -son empresas, no ONGs, las que organizan los eventos- van a tener problemas legales con estos gags de desorganización absoluta.


El principal actor en el blooper es Ben Carson. Pero pueden ver a Trump sumar su elemento de comedia absurda y finalmente a Jeb Bush hacer "la gran De la Rúa". Hasta se olvidan de presentar al Gobernador de Ohio, John Kasich. Humor absurdo es poco. Carson es, por varias razones, un candidato extraño dentro de una interna muy especial en el Partido Republicano. Es un exitoso neurocirujano que tiene un discurso poco científico y demasiado hueco. Es el primer candidato presidencial afroamericano del partido republicano. Un partido que si bien está incorporando nuevos candidatos mujeres, latinos, afroamericanos, etc. tiene debilidades estructurales para representar justamente a esos sectores.

Y ni siquiera estamos analizando las barbaridades que Donald Trump aportó al debate sobre tortura, inmigrantes, relaciones internacionales y derechos civiles en general. Sin duda, el elemento que le sumó Donald Trump a toda la campaña presidencial de EEUU es más trágico que cómico. Eso lo podemos dejar para otro momento. Seguimos y salud!

viernes, 5 de febrero de 2016

En contra del protocolo de protesta: Criminalización y censura - La Izquierda Diario


Publicamos esta nota contra la propuesta de regular el derecho constitucional a la protesta con un llamado "protocolo de protesta". Salió en La Izquierda Diario, acá. 

Muchos de los que hoy impulsan un protocolo para protestar ayer protestaron sin límites ni procedimientos o regulaciones sospechosas. Esa contradicción histórica y pragmática no pasa desapercibida en el cambio de ontexto. Ayer, muchos de ellos, criticaban los intentos de regular la protesta. Hoy los justifican y comentan moderadamente.

en una iglesia de NY - NY 2015
Otros ven con mejores ojos que la protesta la regule el macrismo que el kirchnerismo (porque este o aquel eran/son más peligroso). Justamente, la idea es que regularlo es peligroso. Como la ley antiterrorista siempre fue una pésima idea, innecesaria, obsecuente al extremo. Sea el macrismo, el kirchnerismo o el gandhismo. Regular la protesta es abrir un camino de desnaturalización y formalización de esa herramienta social

En el marco de despidos, persecusiones, puja distributiva, problemas de violencia institucional, represión a menores, decretos excesivos, beneficios impositivos e industriales para las corporaciones y monopsonios amigos es vital defender el derecho a la protesta como herramienta de acción democrática y expresión cultural.

Como siempre, sigamos y salud.

--

Los peligros de regular la protesta: Entre la criminalización y la censura


 Por Lucas Arrimada *

1. Los peligros de regular la protesta. El gobierno nacional anunció su intención de regular el derecho constitucional a la protesta. Hay razones legales, políticas y culturales para criticar esa propuesta y recordar que la mayoría de los proyectos que intentaron regular la protesta siempre fueron inconstitucionales y abiertamente antidemocráticos (como lo analizamos acá y acá ante los anuncios del ex-Secretario de Seguridad, Sergio Berni).

Protestar es un derecho. Reprimir una protesta pacífica es un delito. Todas las reglamentaciones legales son ambiguas y vagas, por ende, se pueden interpretar discrecionalmente. Un protocolo de protesta sería un arma muy peligrosa para que toda protesta social pacífica se transforme en una protesta "ilegal", por ende, criminalizable y así justificar el uso de la violencia estatal en contra de cualquier manifestación social.

Un protocolo de la protesta puede abrir la posibilidad que todos los jóvenes, mujeres y pobres sean fácilmente criminalizados por pedir un boleto estudiantil, reclamar por sus derechos sociales, ejercer el derecho a huelga o su libertad de expresión, apoyar el matrimonio igualitario y hasta por manifestarse contra la violencia de género como en el #NiUnaMenos.

Las históricas manifestaciones contra la inseguridad, por la misteriosa muerte del Fiscal Nisman o las numerosas marchas opositoras contra del Kirchnerismo fueron ejercicios legales y legítimos del mismo derecho constitucional a la protesta que hoy se proyecta limitar.

Regular la protesta invita a arbitrariedades legislativas y a discrecionalidades judiciales. La protesta es un derecho ejercido por los opositores en todo el mundo. Limitar un derecho constitucional tan vital para la historia democrática Argentina es un gravísimo error político que sin duda tiene rasgos autoritarios.

Regular la protesta puede estar dirigido a legitimar y crear excepciones reglamentarias para justificar la recurrente violencia policial en manifestaciones y protestas pacíficas. El derecho a la protesta no debe ni puede regularse.

2. Regular la protesta es censurar voces. Es criminalizar al que disiente y significa menos libertad de expresión. Desconocer que nuestros derechos no son "naturales" sino producto de la construcción política es resultado de la falta de educación colectiva e individual en nuestros derechos fundamentales.

Ser ignorante es desconocer que tus derechos se los debés a generaciones que lucharon para que vos los tengas, disfrutes y expandas. La forma de expansión y construcción social de los derechos siempre fue y sigue siendo el derecho a la protesta.

El derecho a la protesta pierde fuerza y capacidad de comunicación al ser regulado, indiferentemente el gobierno que lo proponga.  El derecho a la protesta un derecho para abrir una instancia de diálogo, no para abrir una instancia penal o una amenaza represiva.  Esa propuesta no es democrática ni republicana. La regulación del derecho a la protesta silencia voces y tiene tintes autoritarios. Regular la protesta es silenciar ese diálogo posible y abrir una instancia de más violencia y represión.

Regular la protesta invita a generar más violencia social. Es legitimar el uso de la fuerza contra la gente que protesta pacíficamente, ejerciendo su derecho constitucional a peticionar a las autoridades (Art 14 CN) o a expresarse (Art. 14, 32, 75 inc 22 y Tratados de DDHH).

Indiferentemente el gobierno, toda regulación de la protesta puede silenciar voces disidentes, acallar reclamos que deben ser escuchados, necesidades que tienen derechos sociales reconocidos en la Constitución Nacional que las autoridades deben cumplir, todo en ejercicio de una facultad constitucional legitimada por toda la sociedad. 

En conclusión, el peligro es neutralizar el derecho que nos permite a todos defender nuestros derechos, expandir las libertades y mejorar la democracia. 

* Lucas Arrimada es Profesor de "Derecho  Constitucional" y "Estudios Críticos del Derecho" (UBA).  

martes, 2 de febrero de 2016

Programas 2016


Sad color papers - NH 2012
Universidad de Buenos Aires -  Facultad de Derecho.

- Teoría General del Derecho. Rosenkrantz-Arrimada (CPC - 2016). Link.
Departamento de Filosofía del Derecho.

- Derecho Constitucional Comparado (CPO - 2016). Link.
Departamento de Derecho Público.

- Estudios críticos del Derecho (CPO - 4 Puntos - 0300 - 2012/2016) Link.
Departamento de Filosofía del Derecho.


Universidad de Buenos Aires - Ciclo Básico Común.

- Principios de Derechos Humanos y Derecho Constitucional.  Más Vélez-Arrimada (CBC-2016). Link.


Universidad de Palermo - Facultad de Derecho / Facultad de Ciencias Sociales

- Derecho Constitucional: Organización del Poder. Link.
Trabajo Práctico N 1: Introducción a la Constitución.
Link.

- Sistemas Jurídicos Comparados. Link.
Trabajo Práctico N 1: Link.

- Aspectos Constitucionales del Derecho Privado. Maestría en Derecho (Empresarial).
Programa 2016 Link.

- Derecho Constitucional Profundizado. Maestría Derecho Civil Constitucionalizada. Cronograma 2011-2015. Programa Link.

Pasado reciente:

Universidad de Buenos Aires, Facultad de Derecho, 

- Elementos de Derecho Constitucional (Lunes y Jueves 6642/6643 - 2009-2013) Link.
Departamento de Derecho Público (2009-2013).
- Derecho Constitucional Profundizado (4 Puntos - 250 - 2013Link. 
Departamento de Derecho Público.
- Presidencialismo y Parlamentarismo (2 Puntos - 0355 - 2012) Link.
Departamento de Derecho Público.
- Democracia y Constitucionalismo (2 Puntos - 0238 - 2012) Link.
Departamento de Derecho Público.
- Programa UBA XXII - Centro Universitario de Devoto 2009.
Elementos de Derecho Constitucional.
- Derecho Constitucional y Cine: Derecho Moral y Política en el Séptimo Arte. 2008-2010.
- Teoría General del Derecho. Cátedra Rosenkrantz-Alegre.

Universidad de Palermo, Facultad de Derecho / Facultad de Ciencias Sociales.
- Derecho y Cine. 2006-2008
- Práctica Profesional II: Ética. 2006-2007.
- Teoría del Derecho 2006.
- Derecho Constitucional I: Organización del Poder. 2005-2007.

lunes, 1 de febrero de 2016

Principios de Derechos Humanos y Derecho Constitucional - UBA - CBC


Lo urgente y lo importante - Buenos Aires 2013

Universidad de Buenos Aires
Ciclo Básico Común

Principios de Derechos Humanos y Derecho Constitucional - UBA - CBC
Comisión: Más Vélez - Arrimada.

Objetivo:

El objetivo del curso es que las/los alumnas/os adquieran conocimientos de derecho constitucional y derechos humanos; para poder argumentar y reflexionar sobre estos temas, colaborando al fortalecimiento del sistema democrático y al Estado de Derecho.

Específicamente el curso abordará la problemática de la organización del poder en nuestro país y el análisis de las constituciones y el papel que desempeñan como freno a la regla de la mayoría y, al mismo tiempo, permitiendo la dinámica propia de la democracia. Se estudiarán también las funciones y los órganos fundamentales del Estado, la organización y las atribuciones de los poderes públicos y los mecanismos de control como herramientas teóricas imprescindibles para entender la relación en una moderna democracia constitucional, sus armonías y tensiones. En este sentido, el curso dará especial relevancia a las diferentes teorías democráticas (y especialmente de la democracia deliberativa), la historia constitucional, las revoluciones constitucionales, los estados de excepción (clásicos), la emergencia y el orden constitucional, a los debates constitucionales de actualidad, el control judicial de constitucionalidad, la dificultad contramayoritaria, la reforma constitucionales y el diseño institucional, la importancia de la división de poderes y al sistema de pesos y contrapesos, los derechos consagrados en nuestro ordenamiento y nociones básicas del sistema internacional e interamericano de protección de los derechos humanos.

Cronograma de Actividades: Clase 8 de Abril.
- Leer el Preámbulo de la Constitución Nacional y los primeros 43 Artículos sobre declaraciones, derechos y garantías.
- Ver la película The Wall (Pink Floyd). Link.

Clase 12-15 de Abril.
-  Leer Artículos 44 a 129.
- Ver "El Nüremberg Argentino" Dir: Rodríguez Arias (2004). Link.

Clase 18-21 de Abril.

--

Programa 2016 - Primer Cuatrimestre.

Unidad 1:

Inicio de clases. 
Presentación de la materia. 
Introducción. Universidad de Buenos Aires: la autonomía universitaria, derecho a la educación en la Constitución Nacional. Democracia y Educación. Educación para la democracia y los derechos humanos.

Unidad 2:

¿Qué es el Derecho? Fuentes: la ley, la jurisprudencia, la doctrina, los principios generales del Derecho. Divisiones del Derecho.

Unidad 3:
Introducción: La Constitución Nacional (momentos constitucionales). Procedimiento para la reforma de la CN.

- Textos. Bidart Campos. Link
- Nino (Pronto)

Unidad 4:
Supremacía constitucional: Control de Constitucionalidad y Control de Convencionalidad en el sistema argentino.

Unidad 5:
Declaraciones de derechos y garantías

Unidad 6: 
Garantías constitucionales: Principio de reserva. Lectura de fallos

Unidad 7:  
Garantías constitucionales: Principio de legalidad. Lectura de fallos.

Unidad 8:
Mecanismo de garantías: Habeas Corpus, Amparo y Habeas Data.

Unidad 9:
La parte orgánica de la Constitución: sistema de gobierno, organización de los poderes, partidos políticos.

Unidad 10:
La parte orgánica de la Constitución. Nuevas instituciones creadas a partir de la reforma de 1994. Nuevas formas de participación política (arts. 39 y 40 de la Constitución Nacional).

Unidad 11:
La internacionalización del Derecho. Derecho Internacional Público y protección del individuo frente al Estado: la evolución y consagración de los Derechos Humanos. Creación de los derechos humanos en contexto histórico

Unidad 12:   
Introducción: La Carta de Naciones Unidas como fundamento de derechos y obligaciones. Las declaraciones de derechos humanos.

Unidad 13: 
Continuación: La Carta de Naciones Unidas como fundamento de derechos y obligaciones. Las declaraciones de derechos humanos.

Unidad 14:
Aplicación de los tratados de derechos humanos en los ámbitos internos. Reforma constitucional de 1994: la jerarquía constitucional de los tratados sobre derechos humanos.

Unidad 15:
Tratados de Derechos Humanos: Obligaciones de respeto y garantía. Derechos Civiles y Políticos. Derechos económicos, sociales y culturales. Características de los tratados de Derechos Humanos.

Unidad 16:
Tratados de Derechos Humanos: Obligaciones de respeto y garantía. Derechos Civiles y Políticos. Derechos económicos, sociales y culturales. Características de los tratados de Derechos Humanos.

Unidad 17:
Convención contra la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes. Convención Interamericana para prevenir y sancionar la tortura.

Unidad 18:
El sistema interamericano de promoción y protección de los Derechos Humanos: La Comisión Interamericana de Derechos Humanos. La Corte Interamericana de Derechos Humanos. Opiniones consultivas. Sentencias.

Unidad 19:
Análisis de una sentencia de la CIDH: identificación de derechos y garantías.

Unidad 20:
Análisis de una Opinión Consultiva de la CIDH: identificación de derechos y garantías.

Unidad 21:
Los Estados de Estados. Las nuevas constituciones supranacionales. Unión Europea. Mercosur. Bloques económicos y el constitucionalismo transnacional.

Unidad 22:
Justicia Transicional: paso de un gobierno autoritario a uno democrático. El caso Argentino.

En contra de regular la protesta - Le Monde Diplomatique Cono Sur


crear los horizontes de un futuro sin sombras - Berkeley 2015
El Diplo, el Le Monde Diplomatique Cono Sur, decidió poner en la página central de su web el artículo que escribimos sobre Derecho a la Protesta  contra el intento -de un sector del anterior gobierno- de regular el derecho a la protesta en hacia fines del 2013, comienzos del 2014, acá y acá.

Escribimos mucho de protesta durante estos años, criticando errores evidentes del gobierno saliente como escribiremos criticando contra  medidas evidentemente ilegales y antidemocráticas del actual gobierno, acá y acá. Estos artículos fueron publicados en la Revista Debate y otros en Infobae, respectivamente.

Mucho de lo que vemos, desde lejos, por diarios y relatos de relatos, de amigos, conocidos y medios confiables/desconfiables/todosparciales en Argentina nos preocupa mucho y alerta a muchos amigos/as de la Argentina en el exterior.

Más allá de las diferencias y disensos políticos, todo parece repetir los ciclos de autodestrucción y revanchismo pueril, brutal y sin sentido, que conocemos en la más que compleja historia argentina. Si todo es lo que parece, es muy lamentable y simplemente triste. Un gran motor inmóvil de impotencia. Causar dolor es un placer para cierto sector de la clase política, de un lado y del otro. Y así la historia se repite de la forma menos virtuosa posible.

Obviamente seguimos con mucha preocupación y perplejidad todo lo que está pasando en Argentina, entre decretos y despidos, entre detenciones ilegales y decisionismo antidemocrático, todo es depresión y días grises. Por ahora dejamos los links a las nota más arriba. En la semana intentaremos escribir para pensar y así pensar para entender y entender para cambiar algo. Ojalá. Sigamos y salud!

domingo, 31 de enero de 2016

Aspectos Constitucionales del Derecho Privado


Mercados e incentivos árabes - Túnez 2009
PROFESOR: Lucas Arrimada.
NOMBRE DE LA ASIGNATURA: Aspectos Constitucionales del Derecho Privado.

OBJETIVOS: 

Se procura el desarrollo de las siguientes habilidades y destrezas argumentativas:

Realizar el análisis transversal de las instituciones constitucionales que afectan el desarrollo teórico y la práctica del derecho privado

Facilitar y permitir el estudio crítico y el análisis económico del derecho en la jurisdicción constitucional, en casos con proyecciones a las áreas usualmente identificadas como derecho privado

Analizar la superposición y autonomía de las esferas de derecho público y derecho privado.

RESUMEN:

Durante el curso se procurará analizar los aspectos constitucionales que tienen impacto directo en la práctica del derecho privado partiendo de las pautas interpretativas y exegéticas propias del derecho constitucional.

Se ponderarán así los techos ideológicos que determinan la lectura del contenido de la Constitución económica, y como ésta procura enmarcar la interacción de los diversos operadores constitucionales involucrados, tanto nacionales como internacionales.

Seguidamente se pasará al estudio particularizado de la normativa constitucional en torno a los tópicos propios del derecho empresario, específicamente derecho a la propiedad, derecho al comercio, y otros temas relacionados.

Todos los contenidos serán abordados a partir de casos concretos nacionales o de derecho comparado, que permitan articular las diversas variables en juego y proyectar sus implicancias constitucionales, enfatizando el debate y análisis crítico por parte de los concurrentes.

PROGRAMA ANALÍTICO: 

Clase 1: Etapas del movimiento constitucionalista y constitución económica: Constitucionalismo individualista y liberal – Constitucionalismo del Estado Social del Derecho – Perspectivas actuales.

Clase 2: Tipos de Derechos. Perspectivas y conflictos. Conflicto de Derechos. La reglamentación de los derechos. 

Clase 3: Dinámica de la constitución económica ante la multiplicidad de actores constitucionales. División de poderes y Derechos. Conflictos.

Clase 4: Derecho a la igualdad y no discriminación. Proyecciones. 

Clase 5: Derecho a la privacidad. Perspectiva actual.

Clase 6: Derecho a la propiedad. 

Clase 7: Propiedad intelectual, industrial y comercial. Propiedad comunitaria indígena.

Clase 8: Confiscación y expropiación.

Clase 9: Estados de emergencia. Limitaciones.

Clase 10: Derechos de los consumidores y usuarios.

Clase 11: Derecho al comercio. Perspectiva nacional e internacional. Constitución, tratados bilaterales de inversión y arbitraje internacional. Derecho empresarial. Perspectiva constitucional.

Clase 12: Derecho a la autodeterminación informativa y hábeas data. Derecho constitucional de la familia como derecho privado. Impacto del sistema interamericano.

viernes, 29 de enero de 2016

Programa Estudios Críticos del Derecho (2016-I)


la noche y la vida en las luces - NY 2012

Estudios Críticos del Derecho - CPO.
Departamento de Filosofía del Derecho.
Profesor: Lucas Arrimada. 

Unidad 1 - Introducción:
Teoría crítica en la educación y prácticas legales ¿Para qué?

Unidad 2 -  Wittgenstein: Lenguaje y derecho.
- Ludwig Wittgenstein, Tractatus Logicus-Philosophicus, Editorial Alianza, acá (Nuevo y actualizado). 

Unidad 3. Weber, ética de la convicción y ética de la responsabilidad.
- Max Weber, La política como vocación, acá. (Nuevo Link!!)
- Jean Paul Sartre, Las manos sucias, acá. (Opcional).

Unidad 4: Escuela de Frankfurt, Ciencias Sociales y Derecho.

Unidad 4.1. - Adorno/Horkheimer: Teoría cultural, crítica social y derecho.

- Adorno/Horkheimer "La industria cultural: Iluminismo como mistificación de masas", acá.
- Alicia Entel, Razón, arte y libertad, Eudeba, acá. Cap. 2 y 3.
- Rolf Wiggershaus, La escuela de Francfort, FCE, acá.
- Jürgen Habermas, El Discurso filosófico de la Modernidad, Katz, acá 

Unidad 4.2. - Erich Fromm y el miedo a la libertad.
- Erich Fromm - El miedo a la libertad, Cap 1. Link.

Unidad 4.3. - Benjamin: Poder Constituyente, violencia y derecho. (Conexión con Robert Cover).
- Benjamin, Tesis de la Filosofía de la Historia, Link.
- Benjamin, Para una crítica de la violencia, Link.


Unidad 5 - Schmitt: Decisionismo, derecho y distinción "amigo/enemigo".
- Andrés Rosler, El Constitucionalismo político de Carl Schmitt en Cuadernos de Derecho Constitucional, Editorial Hydra.
- Andrés Rosler, Los usos de la antinomía amigo-enemigo, Clarín, acá.

Unidad 6. Antonio Gramsci, Louis Althusser.
- Antonio Gramsci - Notas sobre Maquiavelo y... acá.
(HI - Gramsci y los intelectuales, acá).
(Otro optativo y útil, acá)
- Louis Althusser - Ideología y aparatos ideológicos del Estado, acá.

Unidad 7 - Habermas: Derecho desacralizado y acción comunicativa.
- M. J. Redondo, Jürgen Habermas y la Filosofía del Derecho, Notas Preliminares. Doxa 1988, acá.
- Jürgen Habermas, Cómo es posible la legitimidad a través de la legalidad, Doxa 5. acá.

Unidad 8 - Foucault: Biopolítica y derecho (discusiones con Habermas).
- Michel Foucault, Las mallas del poder, acá
- Michel Foucault, La verdad y las formas jurídicas, (especialmente cap. 2) acá
- Michel Foucault, Justicia vs. Poder debate con Naom Chomsky.
- Michel Foucault, Sobre la justicia popular: Debate con los maos, acá.

Unidad X - Simone Weil: Acción directa, compromiso y derecho. Todo acá.
- Simone Weil - "Fragmento a una carta a un estudiante" en "Sobre la Ciencia" Cuenco del Plata,
- Simone Weil - "Último texto" en "Pensamientos desordenados" Ed. Trotta, acá.
- Claudio Martyniuk - "Flores para Simone Weil" en "Wittgenstenianas" Ed. Biblos.

Unidad - Hannah Arendt: La banalidad del mal en el ámbito legal
-
-

Unidad 9 - Feminismo Legal.
- Alessandra Facchi, El pensamiento feminista sobre el Derecho, Revista Academia, acá.
- Frances Olsen, El Sexo del Derecho, en Desde otra mirada, Eudeba, acá.

Unidad 10 - Critical Legal Studies: Duncan Kennedy.
- Intro. Duncan Kennedy - La crítica de los derechos en los Critical Legal Studies, acá.
- Duncan Kennedy - Libertad y Restricción en la Decisión Judicial, acá.
- Duncan Kennedy - La Educación Legal como Preparación para la Jerarquía, acá.
- Duncan Kennedy - ¿Son los abogados realmente necesarios?, acá.
- Duncan Kennedy - La responsabilidad de los abogados por la justicia de sus casos, acá.

Unidad 11 - Foucault / Nino / Marí - Derecho y discursos en disputa
-  Michel Foucault, La verdad y las formas jurídicas, Gedisa, acá (versión entera) o acá (cap. 2). (No va) 
- Enrique Marí, Moi Pierre Riviere o el mito de la uniformidad semántica... en "Papeles de Filosofía" Ed. Biblos. Buenos Aires, acá.
- Nino, Derecho, Moral y Política.

Unidad 12 - Derecho y Sociedad.
- Mauricio García Villegas, Estudio Preliminar,  Sociología Jurídica: Teoría y Sociología del Derecho en Estados Unidos. Ed. UNColombia, Bogotá.
- Marc Galanter, Porqué los "poseedores" salen adelante en Mauricio García Villegas, Sociología Jurídica.

Unidad 13 - Derecho y Literatura: Una exploración.
- Hermann Melville, Bartleby, el escribiente, acá (en inglés) y acá (en español).
- Franz Kafka, El Proceso.
- Franz Kafka, Ante la Ley.
- Franz Kafka, El Artista del Hambre.
- Franz Kafka, La Colonia Penitenciaria.
- Jorge Luis Borges, Pierre Menard, el autor del Quijote, acá.
- Jorge Luis Borges, El idioma analítico de John Wilkins, acá.
- Jacques Derrida, Fuerza de Ley, Doxa, acá. 

Unidad 14 - Cine y Derecho: Miradas y representaciones del derecho.
- Orson Welles - El Proceso (The Trial), acá
Versión Alternativa de David Jones (1993) (acá)
- Akira Kurosawa - Rashomon, acá y acá.
- Norman Jewison - And justices for all, acá.
- Raymundo Gleyzer - Me matan si no trabajo y si trabajo me matan, acá y acá.
- Lars Von Trier - Manderlay.
- El Padrino - Francis Ford Coppolla.
- Star Wars - George Lucas. 

jueves, 14 de enero de 2016

Teoría General del Derecho - UBA - Rosenkrantz / Arrimada

Imagine all the lawyers - NY 2014

Programa / Cronograma

Materia: Teoría General del Derecho.

Facultad de Derecho, UBA.

Cátedra: Carlos Rosenkrantz
Profesor Adjunto: Lucas Arrimada

Unidad 1: Introducción - La autoridad del derecho

- Antígona - Sófocles. Link.
- El Critón - Platón. Link.

Unidad 2: Desobediencia civil: Derecho a la protesta y a la resistencia contra la opresión.

- Carta desde la cárcel de Birmigham - Martin Luther King (Jr). Link. 

Unidad 3: Deontologismo y Utilitarismo.

- Dilemas morales: Dilema de Thompson y otros escenarios morales. Link.
- Kant y John Stuart Mill. Link.

Unidad 4: ¿Qué es la justicia?

- ¿Qué es la justicia? - Hans Kelsen. Link.
- Introducción al derecho. Link.

Unidad 5: Relativismo y Universalismo / Objetivismo y Subjetivismo.

- El relativismo - David Wong en Compendio de Ética, Ed. Alianza. Link.

Unidad 6: Teorías del Derecho y de la Justicia

- Justicia - Carlos Nino. Link.
- Derecho, Moral y Política - Carlos S. Nino. Link.
- Hume y Rawls: Acerca de la Justicia - Brian Barry "Teorías de la Justicia" Gedisa. (Fotocopiadora).
- Robert Nozick - Breve introducción. (Pronto!)

Unidad 7: Lenguaje y Derecho.

- Lenguaje y Derecho - "Fundamentos de Derecho Constitucional" - Carlos Nino, Astrea. (Fotocopiadora).
- Obstáculos epistemológicos. Quiebres epistemológicos. Introducción a Gastón Bachelard. Link.

Unidad 8: Teorías del Derecho y Sociología del Derecho.

- Max Weber y el derecho. Link (Pronto!)

Unidad 9: Derecho, Justicia y Feminismo

- La dominación masculina - Pierre Bourdieu. Link.
-  El Sexo del Derecho - Frances Olsen. Link.
- Teoría Feminista del Derecho - Catherinne MacKinnon. Link.
- Nota Página 12. Link.
- Análisis de Género y Análisis de Clase. 

Unidad 10: Constructivismo ético y democrático.






sábado, 12 de diciembre de 2015

El fin de la lógica amigo / enemigo - Perfil


Publicamos esta nota en Perfil acá a horas del traspaso presidencial. En estos tiempos extremos que concluyen entendí muchas cosas. Cosas que no se pueden entender sino con experiencia. Hay vivencias que no se pueden saber ni conocer sino solamente experimentar. Los tiempos que vienen son cada vez más interesantes porque serán tiempos sin ingenuidad ni velos.

Es probable que las formas del macrismo sean menos intensas pero sus acciones puedan ser más lesivas, muy dañinas. Por eso mismo es clave, primero, reconocer las relevancia de las formas en política y, segundo, entenderlas.

Madurar el ojo en política es quitarse los velos y entender a los jugadores y al juego para después decidir cómo jugarlo. La política tiene diferentes lenguajes y juegos del lenguaje. Por eso, más allá de los chupamedias y soldados, más allá de los agentes encubiertos y los operadores en las sombras, más allá de los ortodoxos y los dogmáticos, más allá de los que están en varios closets y son serviciales al lado oscuro de la fuerza, está la política democrática que sigue siendo interesante. 

La transcribimos a continuación uno o dos días después en esta semana corta y ocupada. Salud!




perder prestigio para ganar popularidad - Palermo 2015


El fin de la lógica amigo - enemigo

La lógica amigo – enemigo estructuró la dinámica entre kirchnerismo y antikirchnerismo. El nuevo gobierno podrá recrearla o evitarlo

Desde el conflicto del Gobierno con el Campo, la política nacional se estructuró cada vez más desde la lógica de amigo – enemigo. Salvo excepciones, socialmente, en todo ámbito, desde una cena familiar hasta una conversación de café, la polarización política fue ganando la batalla contra el diálogo de razones.

El carácter extremo de la lógica amigo – enemigo necesitó de dos jugadores sin matices ni dudas: El kirchnerismo y antikirchnerismo. No todos los sectores del Gobierno y la oposición fueron igual de irrazonables y agresivos. Sin embargo, se necesitan dos para el tango. En estos años ambos sectores jugaron ese juego tan intenso como peligroso.

La intensidad en política puede tener aspectos positivos. Pero cuando se transforma en agresividad irracional sin posibilidad de diálogo y confrontación dogmática hace daño a toda la comunidad. Ambos sectores no dejaron de redoblar la apuesta a cada paso, incluso a cada error.
En contra de lo que se cree, la crítica es más necesaria que la defensa dogmática. La intolerancia se hizo carne tanto en los sectores del kirchnerismo ortodoxo como del antikirchnerismo mediático. Fue un diálogo de sordos, lleno de insultos y lugares comunes de la dicotomía.

Si alguien defendía una medida del gobierno era automáticamente un soldado oficialista y cómplice de las políticas más atroces. Si alguien criticaba una medida del gobierno era socio de los enemigos del pueblo y cómplice de la dictadura. Toda crítica se sintió como un ataque. Cualquier duda era un insulto. En este tiempo, esa lógica permitió defender lo indefendible.
Incluso en el ámbito donde todo es complejidad y reflexión, en el mundo académico e intelectual, todo se volvió extremos sin matices y hasta se observaron cazas de brujas y purgas salvajes.
Jugar al extremo fue capitalizado por los jugadores que perdieron las inhibiciones y la razón. Los opositores irracionales del gobierno y sus defensores dogmáticos. Muchos jugaron el juego para ganar socios, notoriedad y prensa. Perder el juicio pero ganar popularidad.
Muchos perdieron su capacidad de análisis razonado pero ganaron un caudal de adictos al odio/amor del kirchnerismo y antikirchnerismo. Ese caudal es útil en las campañas electorales, no en la construcción de la política democrática o del futuro de un país.

Con sus formas emotivas y salvajes el kirchnerismo y el antikirchnerismo se parecen más de lo que se diferencian.  

A pesar que en el largo plazo sea autodestructivo y hasta irracional, la intensidad del juego es adictiva y hasta genera un placer enfermo. Pasadas las elecciones y el ballatoge sabemos que tanta tensión fue útil y productiva para ciertos sectores políticos. El antikirchnerismo jugó las mismas reglas de juego que el kirchnerismo impulsó y se impuso con un resultado. Ambos sectores no les importó entrar en contradicciones abiertas para intentar ganar la batallar electoral.  

Una cosa es que el conflicto sea inevitable en política. Otra cosa es que el conflicto sea el objeto deseado del placer masoquista de la política. En el marco de un futuro sin mayorías parlamentarias sería muy peligroso que el nuevo gobierno no intente bajar la intensidad y/o directamente poner fin a la lógica amigo-enemigo.

(*) Lucas Arrimada (Twitter @lucasarrimada) es Profesor de "Derecho Constitucional" y "Estudios Críticos del Derecho" (UBA/UP).  

domingo, 6 de diciembre de 2015

La justicia según Haruki Murakami: Un pulpo gigante


atrapar al pez de sombras - Italia 2014
Las representaciones del derecho y su extraño mundo en la literatura siempre me fascinaron. Especialmente las del poder judicial, sus juicio más famosos, sus expedientes más misteriosos, desde Sófocles hasta Kafka.

En este caso, nos hicieron llegar a la imagen del poder judicial según Haruki Murakami en After Dark:

"Takahashi pasa la yema del dedo por el borde de la taza de café.

- Y en cuanto empecé a pensar de esa forma, había muchas cosas que se me aparecieron bajo un prisma diferente. Vi el sistema judicial, en sí mismo, como un ser vivo especial, extraño.

- ¿Un ser vivo especial?

- Sí. Un pulpo, por ejemplo. Un pulpo gigantesco que habita en las profundidades marinas. Tiene una vitalidad extraordinaria, avanza por el fondo negro del océano haciendo serpentear un montón de los largos tentáculos. Mientras asistía a los juicios, no pude evitar imaginármelo de esa forma, ¿sabés? A veces adopta la forma del Estado; otras, la de las leyes. También puede adoptar formas más retorcidas, más complejas. Y aunque le cortes una y otras vez los tentáculos, vuelven a crecer, siempre. Nadie puede acabar con él. Es demasiado fuerte, viven en una sima demasiado profunda. Ni siquiera sabemos dónde tiene le corazón. Yo, en aquellos momentos, sentí terror. Y me desesperaba pensar que, por muy lejos que intentara escapar, sería incapaz de huir de él. Aquel ser no piensa que yo soy yo y que tú eres tú. Ante él, todos perdemos nuestro nombre, todos dejamos de tener un rostro. Todos nos convertimos en un signo. En un simple número. "

Gracias por la recomendación a DG/DG. Sigamos y salud!

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Más cooperación, menos confrontación: Los desafíos institucionales del nuevo gobierno


El presidencialismo genera incentivos a la confrontación. Si el próximo gobierno confronta a la oposición parlamentaria, el resultado va a ser tan triste como anunciado. Cabe recordar que la crisis de los gobierno presidenciales siempre es acompañada con una crisis económica en las últimas cuatro décadas. 
el eclipse de la razón - Oxford 2011

La polarización extrema entre oficialismo y oposición puede ser muy útil en las campañas presidenciales. Puede ser letal para un gobierno sin mayorías parlamentarias.

Si el nuevo gobierno polariza en un contexto de presidencialismo con legitimidad dual, la crisis institucional será una consecuencia deseada. Será la consecuencia de las reglas de juego institucional irracional que tenemos y que no fueron reformadas en 1994.
  
Los incentivos del presidencialismo son un juego autodestructivo. La razonabilidad no es algo que abunde en estos tiempos en los que muchas personas demostraron su verdadera pasión por la irracionalidad. Justamente por eso escribimos esta nota. Salió en perfil, acá. Sigamos y salud!

--

Más cooperación, menos confrontación: los desafíos institucionales de Macri



El presidencialismo incentiva la confrontación en gobiernos divididos. El reto del nuevo gobierno es reducir la confrontación cultural e institucional


1. El nuevo presidencialismo dual. El triunfo de la fórmula de Mauricio Macri y Gabriela Michetti en la segunda vuelta presidencial abre un escenario novedoso para la democracia argentina y para su sistema político: Alternancia y gobierno dividido.

El gobierno dividido en un presidencialismo como el que estructura la Constitución Nacional, especialmente después de la reforma constitucional de 1994, tiene varios aspectos atractivos. En especial, después de una etapa de presidencialismo fuerte con un Congreso afín, una retórica marcada con tendencias extremas y confrontación mediática constante.

Sin embargo, también tiene aspectos no tan atractivos: El escenario de una posible confrontación parlamentaria, gobierno por decreto ante una indeseable parálisis institucional, e incentivos al enfrentamiento desgastante.

El presidencialismo tiene una estructura republicana de gobierno centralizado con dos posibles escenarios en el que los jugadores se pueden configurar. Si las elecciones consolidan el gobierno alineado con el Congreso, el Poder Ejecutivo como estandarte controla todo el poder, organizando al frente o partido político que lo llevó al gobierno y eso aliviana los escasos frenos institucionales. Es más, eso puede permitir neutralizar todos los frenos y contrapesos. Esto consolida formas de juego institucional de baja calidad: republicanismo autoritario, democracia delegativa y/o populista.

2. Los escenarios políticos: ¿Cooperar o confrontar? Si las elecciones –en este caso gracias a un ballotage y a la alta dispersión de las elecciones legislativas— generan un gobierno dividido con Presidente sin mayorías propias en el Congreso, con una liga de gobernadores preocupados por la gobernabilidad y necesidades mutuas, esto permite avizorar dos nuevos escenarios de gobierno dividido: Un escenario de cooperación o uno de confrontación.

Por un lado, en el escenario de cooperación, la habilidad del nuevo presidente y de su fuerza política para seducir a la oposición federal y parlamentaria al efecto de cooperar en el nuevo marco será fundamental. Existen varios incentivos a la cooperación (1) en la transición. Presupuesto, gobernabilidad, agenda anticorrupción, causas judiciales, etc. No son muchos pero deben ser capitalizados con inteligencia con las capacidades retóricas, mediáticas y políticas del Ejecutivo y sus equipos de gobierno.

Seducir, negociar, tender puentes en un gobierno dividido es vital. Especialmente, aprendiendo de graves errores políticos de etapas anteriores en gobiernos fragmentados como el de De la Rúa. Este gobierno equilibrado de consensos trasversales es tan atractivo como infrecuente en nuestra cultura política personalista e hiper-presidencialista.

Por otro lado, está el escenario opuesto, el de los incentivos a la confrontación (2), que muchos han sufrido, especialmente antes y después de quiebres institucionales como 1989 y 2001/2002. En el pasado, esas crisis de las democracias delegativas han consolidado gobiernos que concentraron poder desde lo institucional o desde la hegemonía política. La puja distributiva hoy no permite hablar de un líder delegativo ascendiendo sino de una lógica de confrontación para radicalizar las debilidades del gobierno en un contexto económico adverso. Fomentar la confrontación es un incentivo para la oposición parlamentaria pero sería un error mortal para el oficialismo.

En un contexto de contracción económica la capacidad de construir bajo la retórica republicana es mucho más necesaria que en tiempos de mayorías legislativas y crecimiento a tasas chinas.

El ballotage dejó un resultado ajustado pero también una sociedad estable. El contexto de la economía es delicado y recesivo pero no irremediablemente explosivo. El futuro del presidencialismo con gobierno dividido dependerá de la habilidad política de todo el arco político, pero especialmente de la capacidad de construcción del Presidente y su entorno.

El desafío del gobierno de Macri está en repetir vicios institucionales o cambiar los incentivos del viejo presidencialismo.

(*) Lucas Arrimada es Profesor de "Derecho Constitucional" y "Estudios Críticos del Derecho" (UBA/UP).

lunes, 30 de noviembre de 2015

La Corte de Macri: Entre la continuidad y el cambio - El Estadista


el submarino judicial - Palermo 2014
Pasaron las elecciones y el polarizado ballotage. El momentum de Macri se concretó. Mauricio Macri es Presidente de la Nación. El año electoral concluyó. Todo pasa decía el filósofo analítico Don Julio Grondona.

En línea consistente de dar una versión realista, ni ingenua ni cínica ni chupamedias, del poder judicial publicamos esta columna en El Estadista sobre el futuro de la Corte de Macri.

No hay mención a todos los fallos que dictó en estos diez días la Corte porque eso es lo que viene. Repasar la jurisprudencia estratégica.

Siempre decimos que "las Cortes" no son de los presidentes ni de los gobiernos. Cada vez que podemos lo aclaramos. Sin embargo, el presidencialismo es presidencialismo, especialmente en el caso argentino, justamente porque a cambio de gobierno hay cambio en la Corte. Sin duda eso también explica la constante debilidad del poder judicial, en general, y de la Corte, en especial.

Las dimensiones de ese cambio las veremos pronto. Pueden ser de composición (Alfonsín, Mé#em o Kirchner) o de relaciones diplomáticas (De la Rúa). Después del 10 de Diciembre veremos.

Este escenario de Gobierno divido obligará a negociar al futuro oficialismo con la futura oposición. La negociaciones pueden ser cruzadas y el futuro de la Corte puede estar atada a algunos aspectos propios o ajenos a la órbita judicialista.

Menos mal que la democracia va más allá de votar entre Mauricio Scioli y Daniel Macri. En fin, transcribimos la nota. Atenti con sus juegos de lenguaje. Salud!

--

La Corte Suprema de Macri: Entre la continuidad y el cambio


1. Ballotage y presidencialismo con legitimidad dual: El triunfo de la fórmula de Mauricio Macri y Gabriela Michetti en la segunda vuelta presidencial abre un escenario novedoso para todo el sistema político y judicial argentino, tanto a nivel nacional como federal.

Por un lado, se abre un escenario de alternancia y gobierno dividido en el sistema político. Alternancia después de 12 años de gobierno de una fuerza política. Gobierno dividido de un futuro presidencialismo sin mayorías legislativas, débil para algunos, equilibrado para otros, y con una clara obligación institucional de negociar y consensuar con las fuerzas opositoras, formadas por adversarios del Massismo, Kirchnerismo y Justicialismo en reconstrucción, para garantizar gobernabilidad.

Por otro lado, en la esfera de extraño mundo judicial, el ballotage resolvió las incertidumbres sobre el futuro institucional de la Corte Suprema, su reforma y/o designación de las vacantes pendientes.

En lo respectivo al sistema federal, siempre rezagado, hay una buena noticia. La ciudad de Buenos Aires podrá migrar lo pertinente a la Policía y la Justicia Nacional al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires como establece el Art. 129 de la Constitución Nacional y el presidencialismo nacional perderá poder sobre el Poder Judicial Nacional. Tanto las Fuerzas de Seguridad como el Poder Judicial se resistirán o pondrán sus condiciones pero esta es la coyuntura más propicia para finalmente cumplir el mandato constitucional con la alineación política entre gobierno CABA y gobierno Nacional.

2. La Corte Suprema y el gobierno dividido: La Corte es un espacio político central para el futuro gobierno. Habrá muchos aspectos de un presidencialismo con gobierno dividido en una coyuntura económica adversa que la hacen una colaboradora fundamental de las políticas públicas del gobierno de Macri y una eventual moderadora de la institucionalidad republicana.

Como lo demuestran todos los gobiernos constitucionales de los últimos 32 años, la Corte que forme el nuevo gobierno entrará en una nueva primavera, larga o corta no sabremos, con la nueva administración. Corte y Ejecutivo serán socios con intereses recíprocos. Alfonsín y Ménem formaron sus Cortes. De la Rúa jugó a una continuidad diplomática y la Corte siempre lo acompañó, incluso en el sostenimiento de las medidas más impopulares como el recorte a los empleados públicos (Fallo Guida:2000) y el corralito bancario (Fallo Kiper:2001). Néstor Kirchner formó la Corte de Lorenzetti -en definitiva la Corte de la década ganada, la Corte de los Kirchners- y esa sociedad funcionó hasta el conflicto del campo como un pacto casi perfecto, con sus errores puntuales pero con beneficios que todavía hoy son capitalizados tanto por el Gobierno como por la Corte.

La Corte entrará en una proceso de hibernación republicana y bajará el perfil con el fin del kirchnerismo, en definitiva, su padre (re)fundador y ex socio en la gobernabilidad postcrisis del 2001.

En esta nueva coyuntura, la Corte puede recibir aire fresco y revitalizado. Habrá algunas sentencias, como las hubo en el último de campaña electoral, que la harán protagonista tanto en un perfil progresista como en un perfil colaborador del futuro gobierno. Sin embargo, la nueva situación institucional y económica no presentan escenarios tan prometedores para la Corte como en el pasado.

El futuro de la Corte de Macri también pasa por Córdoba. Juan Carlos Maqueda en definitiva,  el gran presidente del Senado en el 2012, un justicialista de la mediterránea república de Córdoba, puede ser el nuevo gran armador de la relación institucional Ejecutivo-Corte como lo fue en los tiempos de Néstor Kirchner. El gobierno de Cristina Kirchner lo forzó a replegarse todavía más en las sombras de la oposición, expresar sus estrategias a través de otros y hablar únicamente a través de sus sentencias. Su invisibilidad en la política judicial y la seriedad de su trabajo constitucional durante estos años lo hacen, quizás, el más hábil Juez Supremo de la actual coyuntura institucional.

Con la nueva situación la disputa por las designaciones en la Corte Suprema se abre en el Frente Cambiemos. La situación de gobierno dividido con mayorías opositoras en Diputados y en el Senado sugiere que se intentarán construir pactos de gobernabilidad y consensos forzados. Eso fomenta que los candidatos sean parte de un consenso más diplomático, lejos de la polarización discursiva y la fricción electoralista de ayer.

Todo hace pensar que los futuros candidatos a la Corte deberían tener, al menos, dos características. Primero, deberían ser parte de un consenso entre varias fuerzas políticas entre oficialismo y oposición. Esto cierra puertas a varios soldados irracionales que tuvo tanto el kirchnerismo como el macrismo en el juego de fricciones autodestructivas. Segundo, la Corte es el lugar de la moderación de los discursos legales y el perfume de la solemnidad. Las/os candidatos deben aparentar estar más allá de la grieta. Más en una situación institucional divisiva como la que se proyecta. Y mucho más sí el frente Cambiemos quieren expandir sus posibilidades de gobierno y comienza a pensar en el 2019.

Los perfiles militantes y confrontativos en cargos judiciales son tan raros como evidentemente desaconsejables. Más allá de los acuerdos y enfrentamientos, los zig-zags entre Lorenzetti y el Gobierno, lo que resulta difícil de sostener es la hostilidad institucional en el marco de un gobierno de legitimidad dual.

El perfil extremo del Ejecutivo Nacional fue muy parecido al propio del Presidente de la Corte. Todo indica que el fin de ciclo recomienda bajar también su intensidad y también, quizás, se procure buscar una alternancia, reduciéndose los personalismos.

Las formas son tan importantes como el fondo. Acción y comunicación son una sola cosa en la política moderna. El perfil de conciliación entre oficialismo y oposición podría ser una rejuvenecida versión de la dupla Ricardo Gil Lavedra y León Arslanián, políticos pero también judiciales, buenos formadores de equipos, pero sin estudios jurídicos litigando en el fuero judicial, especialmente en la propia Corte Suprema. Sin duda, un perfil federal y una mujer serían igualmente necesarios, bienvenidos y constitucionalmente recomendables.

Elegir figuras representativas de la etapa anterior, tanto del kirchnerismo o del antikirchnerismo visceral, puede ser un error que obture los acuerdos. Consensuar figuras con bajo perfil y nula participación política o mediática sería tácticamente útil para conseguir los consensos en un Senado expectante.

Todo esto no impide que se proponga una ampliación de los miembros del Máximo Tribunal y así aumentar los cargos del acuerdo político buscando un nuevo pacto refundador para la Corte. Ese escenario sería más costoso y mucho más engorroso para los acuerdos y audiencias en el Senado. Se avecinan tiempos en los que lo económico parece condicionar lo institucional. Puede ser costoso, en tiempo y exposición, pero no por eso improbable.

Más allá de todo, la Corte deberá negociar ya no con un oficialismo hegemónico sino con diversas fuerzas políticas transversales, con el Ejecutivo y en el Legislativo, un futuro institucional entre viejos amigos y nuevos adversarios, entre cambios y continuidades.-

Nexos

Nexos