miércoles, 22 de julio de 2015

Adiós para siempre Código Civil!



Con unos amigos/as organizamos la fiesta de despedida final del Código Civil de Vélez Sarsfield después de 144 años. La venganza será terrible. Es el sábado a partir de las 22 hs en Verne Club en Av. Medrano 1457 (Palermo). 




Están todos/as invitados. Eso sí es con cupo limitado.  Si nos organizamos, festejamos todos/as. 
Escribir a: clubkelsen@gmail.com 

Sí, la palabra Fiesta y Código Civil están en una misma oración.
Invitadas/os están! Las/os veo ahí! Salud!
Hasta la vista, Vélez!

jueves, 16 de julio de 2015

La sociedad como protagonista del cambio social y legal


Se están celebrando cinco años de la sanción de la ley de Matrimonio Igualitario en un contexto donde resalta la reciente decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que lo declaró constitucional en sus cincuenta Estados.

Me parece oportuno comentar los contrastes entre un proceso que termina en un fallo y un proceso que termina en una ley como en el caso argentino. 

Las resistencias de varios Estados de los EEUU en la implementación de la decisión nunca serán analizadas y quizás ni sean mediatizadas. Ni la forma en que su conservadora Corte Suprema también capitalizó una decisión que viene a ocultar innumerables decisiones indefendibles dictadas en los últimos años en las áreas más diversas y sensibles (mujeres, corporaciones, libertad religiosa, libertades personales, etc). 

En definitiva: Una Corte conservadora ejerce un poco de populismo liberal y/o progresista. Nada nuevo.

la fiesta de los derechos se construye en la calle - NY 2012

Más allá de la multiplicidad de voces en el movimiento LGBT, me interesa analizar, resaltar, el uso de la movilización social y del debate político, mediático y social, como herramienta de cambio social, de transformación política, por fuera de los recurrentes aplausos a los tribunales.

La publicamos en La Izquierda Diario acá y la transcribimos a continuación. Seguimos y salud!

--

Matrimonio igualitario: “La comunidad LGBT y la sociedad fueron protagonistas del cambio social”

Ayer se cumplieron cinco años de la ley de matrimonio igualitario sancionada por el Congreso de la Nación. Esa conquista legal se logró en un proceso ascendente de construcción democrática de derechos individuales y colectivos, derechos de autodefinirse y autodeterminarse, un derecho que reconoce amor e igualdad, respeto y comunidad.

La sociedad en 2010 repasó, en un debate colectivo, años de lucha de la compleja y diversa comunidad LGBT con toda la sociedad, sus grupos más abiertos y sus instituciones más oscuras y cerradas.

Ese diálogo, esa fricción, esa lucha de décadas es la que se sintetizó en un “momento democrático”, en un cambio social reflejado en la ley. Fue una puerta que se abrió desde afuera, desde la sociedad, un cambio cultural que forzó al sistema institucional a escuchar, a cambiar.

Recientemente, en el mundo se festejó, y con razón, la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de reconocer la constitucionalidad del matrimonio igualitario en sus cincuenta estados. Sin embargo, las Cortes Supremas tienen un rol dual ante los movimientos sociales, de la sociedad organizada y sus agendas de luchas por más y mejores derechos, especialmente ante aquellos que amenazan el status quo religioso, social, económico y simbólico.

Las Cortes pueden colaborar en el reconocimiento judicial de un derecho. Sin duda. Pueden colaborar en el relato social y mediático del derecho, pero no construir un derecho. Los pueblos construyen sus derechos: las mujeres, los trabajadores, los obreros, todo grupo organizado construye los derechos. No las instituciones.

Las Cortes han demostrado una ineficacia estructural en cambiar políticas públicas, en frenar violaciones sistemáticas, evidenciando complicidad e hipocresía. Casos como el “Riachuelo”, “Verbitsky” (cárceles), Badaro (jubilados), “FAL” (aborto), entre tantos otros a nivel nacional e internacional, lo demuestran.

Las Cortes mayormente son obstáculos al cambio social porque, además de abandonar los procesos de implementación de sus propias sentencias, después de usar a los colectivos que luchan, y que están atrás de las causas y de los expedientes; lo que hacen es ocultar el entramado social que impulsa el cambio, castrar al actor, capitalizar su lucha. La acción social se congela en una “sentencia”. La Corte capitaliza la decisión, se autorreferencia como protagonista y obstaculiza la herramienta social de conquista de derechos: la acción colectiva transversal y social de construir un derecho desde la política democrática.

La Corte capitaliza para sí, como un órgano político, lo que son años de luchas y construcción ascendente. Mientras otros pusieron el cuerpo, la Corte pone la “cara institucional”. Se la aplaude y se la elogia, obsecuentemente, con los bufones de la Corte. Transforma la práctica social en un fallo olvidado, en un fallo sin política, sin implementación. Hermosas palabras sin política.

Si la Corte hubiese dictado su decisión en el fallo “Rachid”, habría tapado el proceso político y social, democrático y de lucha que hubo en 2010. Su palabra hubiese censurado la lucha colectiva. “La Corte” lo dijo. En contraste, su silencio -producto de la prudencia, del miedo o de la autorrestricción democrática- aumentó la visibilidad del actor dinámico, del protagonista: la sociedad conquistando la igualdad, expendiendo derechos.

Festejar la ley, en este caso, es festejar una conquista de una acción democrática. La Corte no tiene autoridad democrática para decirle nada a la sociedad. No la tuvo cuando dictó el horrible fallo “CHA”, entre tantos otros. Fue obstáculo de un cambio, otra vez.

Hoy sabemos que cuando las prácticas culturales de una sociedad conquistan un derecho, esta acción construye una libertad y una igualdad que se inscriben en la constitución genética de la cultura del pueblo, en su corazón democrático e igualitario. Se conquistó un derecho, se visibilizó una herramienta para conquistar más y mejores derechos.

lunes, 13 de julio de 2015

La igualdad en tres actos de Horacio Quiroga


"Hubo un tiempo que fue hermoso y fui libre de verdad" y conocía a casi todos los puesteros de Parque Centenario. Podía nombrarlos con nombre y equipo de fútbol, manía social o rubro en el que se especializaba. Usados, escolares, nuevos a precios de amigo, vanguardista con mercado libre, exceso de corín tellados, bibliotecas privadas, incunables, revistas, últimas novedades, impresiones dudosas, peronista combativo, macrista vergonzante, alfonsinista nostálgico, trostkista desencantado, que no aceptan contraoferta, que no hacen rebaja y así hasta terminar en cierta enciclopedia china.

Rechazo la idea que todo tiempo pasado fue mejor. Salvo cuando veo los precios de los libros. Especialmente, en estos oasis editoriales que tiene la hermosa ciudad de Buenos Aires.

El sábado pasado me animé a ir a visitar esos viejos espíritus amigas/os. Uno no puede tentarse por esos paraísos de la perdición bibliófila.

los ojos de hija y la sombras del padre - San Telmo 2013

Entonces, como siempre me pasa en esos lugares, compré un libro de cuentos escogidos de Horacio Quiroga, en el que encontré este lindo cuento. Lo comparto. Seguimos y salud!

La igualdad en tres actos

      La regente abrió la puerta de clase y entró con una nueva alumna. 
      -Señorita Amalia -dijo en voz baja a la profesora-. Una nueva alumna. Viene de la escuela trece... No parece muy despierta.

     La chica quedó de pie, cortada. Era una criatura flaca, de orejas lívidas y grandes ojos anémicos. Muy pobre, desde luego, condición que el su-no aseo no hacía sino resaltar. La profesora, tras una rápida ojeada a la roa, se dirigió a la nueva alumna.

    -Muy bien, señorita, tome asiento allí... Perfectamente. Bueno, señoritas, ¿dónde estábamos?
    -¡Yo, señorita! ¡El respeto a nuestros semejantes! Debemos...
    -¡Un momento! A ver, usted misma, señorita Palomero: ¿sabría usted decirnos por qué debemos respetar a nuestros semejantes?
  
     La pequeña, de nuevo cortada hasta el ardor en los ojos, quedó inmóvil mirando insistentemente a la profesora.
      -¡Veamos, señorita! Usted sabe, ¿no es verdad?
      -S-sí, señorita.
     -¿Veamos, entonces?

   Pero las orejas y mejillas de la nueva alumna estaban de tal modo encendidas que los ojos se le llenaron de lágrimas.

     -Bien, bien... Tome asiento -sonrió la profesora-. Esta niña responderá por usted.
     -¡Porque todos somos iguales, señorita!
     -¡Eso es! ¡Porque todos somos iguales! A todos debemos respetar, a los ricos y a los pobres, a los encumbrados y a los humildes. Desde el ministro hasta el carbonero, a todos debemos respeto. Esto es lo que quería usted decir, ¿verdad, señorita Palomero?
       -S-sí, señorita...

     La clase concluyó, felizmente. En las subsiguientes la profesora pudo convencerse de que su nueva alumna era muchísimo más inteligente de lo que había supuesto. Pero ésta volvía triste a su casa. A pesar de la igualdad recomendada en clase recordaba bien el aire general de sorpresa ante sus gruesos y opacos botines de varón. No dudaba de que en los puntos extremos del respeto preconizado con tal fervor, ella ocupaba el último. Su padre era carbonero. Y volvía así la frase causante de su abatido desaliento. Desde el ministro hasta el carbonero, a todos debemos respeto. La criatura era precoz y el distingo de ese hasta fue íntimamente comprendido. Es decir que no existía ni remotamente tal igualdad, pero siendo el ministro de Instrucción Pública la más respetable persona, nuestra tolerancia debía llegar por suprema compasión a admitir como igual hasta a un carbonero. Claro está, la criatura no analizaba la frase, pero en sus burdas medias suelas sentía el límite intraspasable en que ella debía detenerse en esa igualdad.
     
     -Hasta papá es digno de respeto -se repetía la chica.
     Y cuanto había en ella de ternura por su padre y respeto por su instrucción, se deshizo en lágrimas al estar con él. Contó todo.
     -¡No es nada, Julita! -sonrióse el padre-. ¿Pero de veras dijo hasta el carbonero?
     -¡Sí, papá!
     -¡Perfecto! Para ser en una escuela normal... Dime, ¿tú sabes en qué consiste esa igualdad de todos los hombres que enseñaba tu profesora? Pues bien, pregúntaselo a ella en la primera ocasión. Quisiera saber qué dice.
     La ocasión llegó al mes siguiente.
     -...porque todos somos iguales, tanto el rico como el pobre, el poderoso como el humilde.
     -¡Señorita!... Una cosa; yo no sé... ¿En qué somos iguales todos?
     La profesora quedó mirándola muy sorprendida de tal ignorancia, bien que la aprovechara ella misma para buscar a todo trance una respuesta que no halló en seguida.
     -¡Pero, señorita! -prorrumpió--. ¿En qué está usted pensando? ¿Quiere que hagamos venir una niña de primer grado para que le enseñe eso? ¿Qué dicen ustedes, señoritas?
     Las chicas, solicitadas así por la profesora, se rieron grandemente de su compañera.
     -¡Hum! -murmuró luego el padre al enterarse-. Ya me parecía que la respuesta iba a ser más o menos ésa.
    
     La pequeña, desorientada ya y dolorida, lo miró con honda desconfianza.
      -¿Y en qué somos iguales, papá?
     -¿En qué, mi hija?... Allá te habrán respondido que por ser todos hijos de Adán, o iguales ante la ley o las urnas, qué sé yo... Cuando seas más grande te diré más.
     En el repaso de octubre, el respeto a nuestros semejantes surgió otra vez y la profesora pareció recordar de nuevo la pregunta aquella, manteniendo un instante el dedo en el aire.
      Ahora que recuerdo... ¿No fue usted, señorita Palomero, la que ignoraba en qué somos iguales?
     La chica, en los meses anteriores, había aprendido el famoso apotegma; y siendo, como es, terrible la sugestión inquisitoria de tales dogmas en las escuelas, estaba convencida de él. Pero ante el cariño y respeto a la mentalidad de su padre, creyó su deber sacrificarse.
      -No, señorita..
     Julia salió de clase llorando sin consuelo. Días después la escuela entera se agitaba para celebrar el jubileo de su directora. Habría fiesta, y las pequeñas futuras maestras fueron exhortadas a llevar un ramo de flores, uno de los cuales sería ofrecido a la directora gloriosa. Y, desde luego, invitación a la familia de las alumnas.
     Al día siguiente la subregente repartió las tarjetas entre las escolares para que las llevaran a sus padres. Pero Julia esperó en vano la suya; sólo habían alcanzado a las alumnas bien vestidas.
     -Hum... -dijo el carbonero-. Esto es hijo de aquello... ¿Quieres llevar el mejor ramo que haya ese día?

     La pequeña, roja de vanidad, se restregaba contra los muslos de su padre.
    De este modo no cupo en sí cuando todas sus condiscípulas dirigieron una mirada de envidia a su ramo. Era sin duda ninguna el más hermoso de cuantos había allí. Y ante el pensamiento de su ramo, de que ella entre todas sus brillantes compañeras lo ofrecería a la directora, temblaba de loca emoción.
    Pero al llegar el momento del obsequio, la profesora de su grado, después de acariciarla, tomó el ramo de sus manos y lo colocó entre las de la hija del ministro de Instrucción Pública condiscípula suya. Esta entre frenéticos aplausos lo ofreció a la directora enternecida.

     El carbonero perdió esta vez la calma.
   -Llora, pequeña, llora: eso tenía que pasar; era inevitable. ¿Pero quieres que te diga ahora? -exclamó haciendo saltar la mesa de un violento puñetazo-. ¡Es que nadie, ¿oyes? nadie, desde tu directora a la última ayudante, nadie cree una palabra de toda esa igualdad que gritan todo el día! ¿Quieres más pruebas de las que has tenido?... Pero tú eres una criatura aún... Cuando seas maestra y enseñes esas cosas a tus alumnas acuérdate de tu ramo y me comprenderás entonces.

     -Sí -me decía sonriendo al recuerdo la actual profesora normal-, mucho me costó olvidar la herida aquella. Y, sin embargo, papá no tenía razón. Cuando se posee una instrucción muy superior a la del medio en que se vive, la razón se ofusca y no se aprecian bien las distancias... ¡Pobre papá! Era muy inteligente. Pero mis alumnos saben muy bien, porque no me canso de repetírselo, que desde el ministro hasta el zapatero, todos somos iguales..."

viernes, 10 de julio de 2015

Beca: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales Madrid


las raíces del horizonte - Mendoza 2013

Nos llegó hace unos días a través de Claudio G. estas convocatorias del clásico Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid y difundimos antes de partir para el sur. 

Salud!

--

El Centro de Estudios Políticos y Constitucionales ha convocado AYUDAS ECONÓMICAS para realizar el Máster Oficial en Derecho Constitucional 2015-2016.

El plazo de presentación de las ayudas terminará el 15 de julio de 2015 a las 14:00 horas de Madrid.

Más información:
- -

-Resolución convocatoria ayudas BOE: 


-Programa Oficial Máster: 


miércoles, 8 de julio de 2015

El ballotage porteño es una obligación constitucional - Perfil


más juegos de reflejos y sombras - Imperia 2014
Publicamos esta nota sobre la segunda vuelta porteña y la posibilidad de bajarse de los candidatos. Salió en Perfil, acá. Nuestra opinión es que no hay un derecho (individual /personal) a renunciar a un ballotage, salvo excepciones justificadas. 

No es una cuestión de decisión personal y la autoridad electoral no debe aceptar este tipo de renuncia a un ballotage.

Salirse de la competencia electoral es violar las reglas del juego democrático. Tanto perder como una estrategia electoral ajena/extraterritorial no es razón suficiente para no realizar la segunda vuelta.

Transcribimos, seguimos y salud!

--

El ballotage porteño es una obligación constitucional 

Lucas Arrimada (*) 

| Los resultados de la última elección en la Ciudad de Buenos Aires abrieron conjeturas sobre la posibilidad de evitar una segunda vuelta |

Más allá de las especulaciones, conjeturas y presiones presentarse en la segunda vuelta es una obligación constitucional. Esto es así tanto en el marco de la Constitución Nacional como, puntualmente, en el caso de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires (Art. 96).

No presentarse en el ballotage es ilegal e ilegítimo. Cualquiera sean las/os candidatos, la elección y el contexto, eso sería incumplir con la Constitución de la Ciudad y quitarle la posibilidad a la sociedad de elegir y de construir un gobierno con amplia legitimidad democrática.

Las presiones y conjeturas de cúpula van en contra de la Constitución de la Ciudad que regula la democracia porteña y su proceso electoral. La sociedad es la que debe expresar la voluntad popular, no las conveniencias ajenas a los vecinos de la Ciudad.

Antecedentes problemáticos y antidemocráticos.  Hay un par de contraejemplos gráficos: Méxem y Cavallo. Por un lado, en la elección presidencial de 2003 el triunfador de la primera vuelta, el Dr. Carlos S. Méxem decidió no presentarse en segunda vuelta alegando “posible fraude” y otras nunca probadas excusas. Por otro lado, lo mismo hizo Cavallo contra Ibarra en la Ciudad de Buenos Aires en el año 2000. Los relatos históricos atribuyen esas decisiones más al miedo a una derrota de dimensiones extremas que a posibles fraudes.

Ambas renuncias fueron inconstitucionales. Configuran un abuso ilegal y una falta de respeto republicana (en un contexto de debilidad institucional  en 2003). Se puede renunciar cuando hay razones de peso, no estrategias personales y miedo a la derrota.

En el caso de la elección presidencial del 2003, ciertos análisis sugieren, que el gran ganador de la primera vuelta (Méxem) quería evitar una derrota de magnitudes siderales y al mismo tiempo condicionar que el próximo gobierno (Kirchner) estuviese lo suficientemente debilitado para especular una nueva interrupción del gobierno democrático, en cercanías temporales a los famosos “5 presidentes en una semana” (sic) y a que el propio presidente provisional, el Dr. Duhalde, haya adelantado las elecciones por un contexto de gobierno inestable y crítico.

Conclusión: Todas las razones constitucionales, republicanas e históricas reafirman lo que ya sabemos de la democracia como forma de vida: Son las vecinas y vecinos porteños los que siempre deben tener la última palabra, en este caso, en la segunda vuelta.

(*) Lucas Arrimada es Profesor de “Derecho Constitucional” y “Estudios Críticos del Derecho” en la Facultad de Derecho, UBA.

viernes, 3 de julio de 2015

Estudios Críticos del Derecho (872): Versión 2015! Segundo Cuatrimestre!


que los expedientes no tapen tus horizontes - Buenos Aires 2014
Para el próximo cuatrimestre estamos ofreciendo una versión refinada y mejorada de nuestro clásico curso  Estudios Críticos del Derecho con su código, el mágico número 872. En el horario de siempre, los Lunes/Jueves de 20:00 a 21:30 hs en algún aula con mística azarosa de la Facultad.

Algunas ideas nuevas para ser incorporadas al programa (veremos qué tópicos del viejo programa jubilaremos y cuál mantenemos):

1. La banalidad del mal en las instituciones judiciales: Hannah Arendt. Seguramente incorporaremos la pelícual de Von Trotta.
2. El derecho como obstáculo al cambio social: Novoa Monreal y la práctica legal.
3. Reformas constitucionales y la política de la excepción: Jorge Dotti y Fernando Atria.
4. El derecho como rehén de las corporaciones: Abogados, jueces y políticos en cuestión (Marc Galanter).
5. ¿Derechos para todos?: Medios, derechos y educación legal popular (Varios autores).
6. Justicia vs. Poder Judicial: La jurisprudencia del miedo y la vergüenza (Varios autores).

Estos puntos se incorporan a esta listas de temas y autores que intercalamos en sus anteriores versiones:

1. Introducción: Teoría crítica en la educación y prácticas legales ¿Para qué?
2. Wittgenstein: Lenguaje y derecho.
3. Escuela de Frankfurt, Ciencias Sociales y Derecho.
3.1. Adorno/Horkheimer: Teoría cultura, crítica social y derecho.
3.2. Benjamin: Poder Constituyente, violencia y derecho. (Robert Cover).
4. Schmitt: Decisionismo, derecho y distinción "amigo/enemigo".
5. Habermas: Acción comunicativa y teoría democrática del Estado y Derecho.
6. Simone Weil: Acción directa, compromiso y derecho.
7. Michel Foucault: Biopolítica y derecho.
8. Feminismo y derecho: De Simone de Beauvoir -pasando por Andrea Dworkin- a Catharine MacKinnon. 
8.1. Estudios de género y transgénero (Judith Butler).
9. Critical Legal Studies acá y allá: Pasado, presente y futuro.
10. Epistemologías críticas: ¿Una escuela analítica crítica? Puentes y abismos.
10.1. Enrique Marí: Espistemología, ficción y derecho.
10.2. Carlos Nino: Derecho, moral y política.
11. Teoría crítica en el movimiento "Law and Society".
12. Teoría y praxis en Derecho: Discursos democráticos y prácticas elitistas.
13. Literatura y Derecho: Kafka, Melville, Juan Filloy, Alejandra Pizarnik, Lewis Carroll.
14. Cine y Derecho: El Padrino, Star Wars, House of Cards, Law and Order, Frederick Wiseman, Raymundo Gleyzer.
15. Epílogo: Los límites de la crítica a la crítica crítica: Crítica y autoengaño.

Todo esto seguramente lo hagamos con mucho Cine, mucha actualidad, muchas declaraciones polémicas y muchos invitados!

Sabemos que cada autor (falta Marx, falta Nietzsche, faltan miles, lo sé) merece un curso entero o años de estudio, pero la idea del curso es hacer una introducción, seria pero introducción al fin, a sus ideas. Hay puntos de este listado que convergen en clases y bolillas, que están condensadas en discusiones de los textos, aunque en algunos casos trabajaremos con los textos representativos de los autores directamente.

Se agradece difundir a los interesadxs!

Gracias y salud!

jueves, 2 de julio de 2015

Política judicial y conflicto


Felicitaciones a Irina Hauser que escribió esta muy buena nota sobre la vida íntima de la Corte en la revista Anfibia, acá. Rituales, tensiones, conflictos, personalidades en el "Game of Courts" o en el "House of Expedientes" de la política judicial vernácula. Recomendamos!


Salón de Acuerdos - Revista Anfibia 2015
 Salió con aportes sustantivos de Gustavo Arballo y algún comentario menor de vuestro servidor. 
Felicitaciones quedó muy interesante! Salud!

martes, 30 de junio de 2015

Generador de insultos de Antonin Scalia / Mother Jones / Slate


Scalia es el famoso juez italo-estadounidense de la Corte Suprema de USA. Además, es muy reconocido por sus frases polémicas, reacciones graciosas y, en el ámbito seudo-académico, por su teoría originalista que no tiene mucha entidad -en su versión- pero muchos aprovechan para elegir como adversario teórico fácil de vencer. 

A pesar de todo lo que se afirma de Scalia es una personaje de los más interesantes y carismáticos de la Corte Suprema Estadounidense.

La web Slate organizó este generador de insultos de Antonin Scalia que se parece mucho a la realidad, acá. También lo hizo la web Mother Jones acá, con un resultado más humilde pero igual de inventivo.

Scalia tiene mucha personalidad, es claramente un político muy hábil y original sin asesores secretos ni ghost-writers. No es poco para un Juez de la Corte Suprema de origen italiano. Nuestros reconocimiento siempre! Salud!

lunes, 22 de junio de 2015

Anuario de Derecho Constitucional - Fundación Konrad Adenauer


Mario Bros y las tortugas judiciales - Berlín 2014
Nos hacen llegar la convocatoria de ensayos de estudiantes para la sección especial Anuario de

Derecho Constitucional Latinoamericano 2015. Vence el 30 de Junio (con potencial prórroga). La difundimos. Salud! 

 --

Para la XXI versión del Anuario de Derecho Constitucional Latinoamericano, el Programa Estado de Derecho de la KAS, convoca a estudiantes que remitan sus ensayos antes del 30 de junio de 2015.

Durante los últimos 21 años, el Anuario de Derecho Constitucional Latinoamericano, editado por el Programa Estado de Derecho de la Fundación Konrad Adenauer, se ha posicionado como una obra que recopila valiosos análisis sobre el desarrollo constitucional en el continente.

Este año, a partir del contexto social, económico, y político y frente a preguntas constantes en la región sobre crisis, transiciones sociales y transformaciones políticas; la publicación pretende reflexionar sobre si se está ante la crisis del Estado de derecho, pilar del derecho moderno, o si estas turbulencias se constituyen como un espacio de transformación y transición hacia instituciones, conceptos y contextos nuevos y propios: ¿cómo estamos pensando y abordando esas transformaciones?, ¿cuáles son las razones que las motivan?, ¿cuáles son los efectos de estos cambios?, ¿qué posibilidades de cambio emergen para Latinoamérica en medio de la crisis?, ¿cuáles son las consecuencias para los habitantes de los países latinoamericanos?

En esta reflexión es de vital importancia la voz de las jóvenes generaciones para comprender sus preocupaciones y aportar nuevas ideas a las soluciones que pueden plantearse. Por ello, el Programa convoca a estudiantes de diferentes disciplinas, matriculados en universidades del continente, a postular ensayos que aporten a la discusión, respondiendo a estos u otros interrogantes, que permitan entender y abordar nuestras realidades latinoamericanas.

Dichos ensayos académicos deberán ser inéditos y enviados a más tardar el 30 de junio de 2015 por correo electrónico a: iusla@kas.de. 


Los mismos deberán ser presentados de acuerdo con las instrucciones que se anexan y cumplir con los requisitos establecidos en las bases de la convocatoria.


Salud!

jueves, 18 de junio de 2015

Elección ajustada, legitimidad fragmentada y votos judicializados


tormentas de legitimidad en los camino constitucionales - Patagonia 2013
Estuvimos el fin de semana en la ciudad de Santa Fe tierra de míticas convenciones constituyentes, elecciones sin ballotage, cervezas artesanales herederas de Otto Schneider y temidos apocalipsis zombies. 

Como todos saben, la Constitución de Santa Fe (1962) no tiene ballotage y eso genera siempre una legitimidad democrática débil, sean cuáles sean los/as candidatos y los ganadores.

Eso fue claramente evidente en un escenario de triple empate técnico. 2000 votos, o menos, definen una elección. Especialmente con la división del electorado en tres segmentos y con la nacionalización de los resulados de la elección.

Ya pasaron 21 años desde la incorporación del ballotage en la Reforma de 1994 y Santa Fe no actualizó su Constitución Provincial a un sistema electoral más democrático, moderno y razonable como el de la -en otros puntos muy perfectible- Constitución Nacional.

Lo más razonable es tener constituciones provinciales con sistemas de segunda vuelta/ballotage que permiten dar más legitimidad y empuje a un nuevo gobierno, incluso cuando tiene continuidades y/o un nuevo oficialismo/oposición parlamentaria.

Todo esto produce una elección ajustada, legitimidad fragmentada y posible judicialización. 

El show mediático de la denuncia electoral suele ser nocivo y sucio, especialmente para la estabilidad de los gobiernos. A pesar de esto, ciertas constituciones permiten neutralizar la baja legimitidad electoral con un diseño de las cámaras legislativas provinciales no proporcionales. 

El problema en Santa Fe no son los jugadores ni los resultados, son las reglas de juego: Su constitución provincial está muy desactualizada. Mientras se juegue con esas reglas, el peligro de definiciones indeseables, denuncias cruzadas y de gobiernos con legitimidad débil permanecerá. 

Los juegos de suma cero a nivel institucional no construyen los mejores escenarios para la democracia política ni partidaria.

Otro día hablamos de la boleta única y sus efectos concretos. Sigamos y salud!

miércoles, 17 de junio de 2015

martes, 16 de junio de 2015

Los jueces "de la servilleta": Servicios y poder judicial


Mao en Buenos Aires - Almagro 2014

La semana pasada participamos en un panel sobre "Aparatos represivos y servicios de inteligencia" en el marco de la discusión de las causas contra Milani en la Facultad de Derecho UBA, organizada por el Centro de Profesionales por los Derecho Humanos (CeProDH). 

Algunos reportes se pueden encontrar en CEPRODH acá y en La Izquierda Diario, acá. 

Mi presentación fue muy breve y puntual porque quise dar la palabra a los testimonios de Oscar Schaller y Graciela Ledo que hablaron sobre sus procesos judiciales en cuestión.

En concreto, desarrollé lo que el mismo jueves publiqué en La Izquierda Diario, acá. Lo transcribimos. Seguimos y salud!

--

Los jueces “de la servilleta”: servicios de inteligencia y Poder Judicial

--
El abogado y docente de la Facultad de Derecho (UBA) Lucas Arrimada reflexiona, a propósito de la causa Nisman, sobre la estrecha vinculación entre servicios y funcionarios judiciales
--

El caso Nisman, con todas sus sombras, ha generado mucha confusión y pocas certezas. Sin embargo, una de las cuestiones que resulta a todas luces evidente es la conexión entre ciertos funcionarios judiciales, especialmente del fuero federal, con los servicios de inteligencia.

Más allá de las tragedias, manipulaciones y errores que acumulan los expedientes de la causa AMIA, y ahora el caso Nisman, resulta clave aprovechar la oportunidad política para repensar esas prácticas políticas y económicas de los servicios de inteligencia en este contexto donde ciertos hilos, antes invisibles, se vuelven ataduras y conexiones insostenibles.

Históricamente, se ha repetido y analizado muy pobremente la expresión que hace referencia a “los jueces de la servilleta”. Hace mucho tiempo se pensó que esos jueces eran aquellos con cierto grado de obediencia y dependencia al Gobierno nacional a partir de la década de los 90. Esa idea contribuía a consolidar una imagen de “Poder Judicial dependiente” frente a su contrario, la recurrente imagen –muy propia del republicanismo bobo– de la “justicia independiente”.

En contraste, otra posible interpretación, una más realista y contrastada, podría emerger de una lectura entre líneas de la misma frase y de querer observar con ojos críticos algunas prácticas y protagonistas que afloran en los entornos del caso Nisman.

En este contexto, los jueces “de la servilleta” pueden ser reinterpretados, resignificados, como jueces “de los servicios”. Las razones de su pertenencia pueden ser complejas y no lineales: porque son amenazados por los servicios de inteligencia, porque son coimeados con fondos reservados, porque son influenciables a través de operaciones privadas o de prensa, en un etcétera que va de la imaginación a los susurros de pasillo. Esos escenarios posibles hablan de un circuito no tan lineal entre Gobierno y Poder Judicial, sino uno con asimetrías de poder e influencia, intervenciones, diferentes niveles, actores legales y lobbies judiciales, intereses económicos y corporativos, etc., que hacen de la esfera judicial, en este caso de la federal, un espacio más complejo, pero igual de permeable, igual de poroso, igual de “no independiente”.

A comienzos de año se suscitó un debate político encaminado a proyectar una reforma y reducción de los espacios de autonomía en los servicios de inteligencia –como quizás se intentó con las fuerzas de seguridad y el Servicio Penitenciario–, que así como trafican influencias económicas también pueden perseguir e infiltrar instituciones de derechos humanos y movimientos sociales.

A pesar de eso, el Poder Judicial federal sigue siendo parte central de un circuito de prácticas opacas y parainstitucionales, oscuras y peligrosas para la democracia. Tener una visión comprensiva de las prácticas y de los negocios de los servicios de inteligencia tiene que marcar la agenda pública hacia la necesidad de controlar esos espacios, reducir su incidencia política, económica y desestabilizante.

Esa agenda debería estar enfocada a visibilizar las prácticas históricas y actuales, conocidas y por descubrir, intentando partir más de un diagnóstico sociológico de la relación entre “servicios de inteligencia” y Poder Judicial, sus prácticas concretas y aceitadas, y menos por reconfiguraciones políticas que traten de apuntalar prácticas del mundo real con diseños institucionales del mundo ideal."-

miércoles, 10 de junio de 2015

Mañana: Milani, aparatos represivos y servicios de inteligencia


Mañana Jueves 11 de Junio a las 18.30 hs en el Salón Auditorio el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) organiza la charla "LA CONTINUIDAD DEL APARATO REPRESIVO DE LA DICTADURA", ligada a la nueva denuncia por crímenes de lesa humanidad contra César Milani (actual jefe del Ejército) y al debate de servicios de inteligencia. Acá la nota de La Izquierda Diario sobre la charla. 

 - Graciela Ledo, querellante contra Milani por la aparición de su hermano Alberto Ledo. 

 - Myriam Bregman, Diputada Nacional por el FIT, Abogada del CeProDH en juicios contra militares, defensora de Jorge Julio López, principal denunciante del Proyecto X de la Gendarmería y actual candidata a Jefa de Gobierno de la CABA por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. 

 - Miguel Bonasso, periodista y escritor de Lo que no dije en "Recuerdo de la Muerte" sobre el aparato represivo de la dictadura. 

 - Lucas Arrimada, abogado, docente e investigador de la Facultad de Derecho UBA. 

 - Oscar Schaller, querellante contra Milani por su secueestro a los 19 años en el Batallón 141 La Rioja

Salud y ahí nos vemos!

Discusiones sobre "El Proceso" de Orson Welles


Una de las películas más amadas y, al mismo tiempo, más resistidas en los cursos es "El Proceso" de Orson Welles.

La película permite discutir muchos temas: Literatura y derecho, cine y derecho, alegatos de oreja, teoría vs praxis en el derecho, realismo legal, política y derecho, independencia judicial, sistemas jurídicos comparados, burocracias, acceso a la justicia, etc. 

En esta línea, permite reflejar literariamente un poco la versión desencantada de la realidad, sin repetir mentiras insostenibles ni ilusiones vacías de la práctica del derecho o de la función judicial, sin reproducir falsas promesas. Kafka es un espejo. No hay pesimismo, hay un reflejo.

Franz Kafka siempre es oscuro, áspero, difícil, incómodo. Kafka en la versión "fuera de los grandes estudios" de Welles, fuera de la industria cultural, no podía dejar de ser especialmente más oscura, áspera pero muy vívida de lo que es la razón burocrática.

fuera de foco de la vida, concentrado en la razón burocrática -  San Telmo 2009

Como con Borges o Arlt, la mejor forma de leer las historias de Kafka es en clave de humor, de ironía de los contextos, prácticas y personajes que retrata, que crea. Leerlos en clave de sufrimiento, con empatía hacia el protagonista, es mucho más duro y quizás necesario pero hace resistir más la trama y el clima creado. 

Puntualmente, en este gran fragmento de "La Filmoteca", gran espacio para amantes del cine, tanto el gran Fabio Manes como Fernando Martín Peña representan los dos sentimientos de amor y odio sobre la película. 

Siempre me resultó fascinante escuchar conversar a personas que aman y saben lo que hacen, lo que hablan. Estos diálogos de amigos eran siempre sanos, interesantes, productivos. Simples e increíbles. Prueba que se puede hacer un programa de televisión con poca producción (la versión anterior ni siquiera tenía bibliotecas atrás) pero con altos recursos humanos de calidad.

Finalmente, también ambos dan un contexto histórico a la película, su director, los actores, cómo fue filmada y porqué el resultado de esta (otra) empresa loca del mítico Orson Welles está sin copyright porque nadie sabe quién la produjo. 



Sigamos y salud!

viernes, 5 de junio de 2015

La mejor carta de recomendación: John Nash


Las mejores cartas de recomendación son las breves...


y las que recomiendan a alguien extraordinaria/o.
John Nash es acáacá y acá.
(Vía @elploski en Tw)
Salud!

jueves, 4 de junio de 2015

El derecho como ciencia social: Becas CONICET 2015


El derecho es una ciencia social a pesar que los abogados y profesores de derecho quieran hacernos pensar lo contrario. 

Los/as abogadas/os no están condenados a terminar en el poder judicial, en estudios jurídicos o defendiendo los privilegios de grandes corporaciones políticas y económicas. 

Las Facultades de Derecho necesitan personas que investiguen más allá de representar a un partido político, la corporación judicial o esos hermosos estudios/colegios de abogados. 

Todo esto más allá que muchos de esos profesores full-time puedan -postulemos un contrafáctico- terminar abrazados con monstruosas corporaciones, siendo empleados encubiertos de ciertos jueces con proyecciones de poder político que los maltratan y les hacen suicidar neuronas o defendiendo políticas públicas nefastas del gobierno nacional/provincial/porteño de turno. 

Más allá de esos escasos casos, se puede ser docente, profesor e investigador en Derecho. Es difícil, casi imposible, pero se puede fracasar con mucho glamour.  

Por eso y más allá de estas muy dulces aclaraciones sobre el precipicio que pueden encontrar en el horizonte, irresponsable y de forma no vinculante, difundimos la convocatoria a las Becas CONICET impulsada por acá la Facultad de Derecho. 

Seguimos y salud!!

--

Becas CONICET 2015

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas ha abierto la convocatoria para becas de Doctorado y Postdoctorado.

Charla informativa: Lunes 15 de junio a las 18:30 hs en el S.U.M. del Instituto Gioja

Presentación de solicitudes:

Becas Internas Doctorales: del 20 de mayo hasta el 3 de julio de 2015.
Becas Internas de finalización de Doctorado: del 20 de mayo hasta el 26 de junio de 2015.
Becas Internas Postdoctorales: del 20 de mayo hasta el 10 de julio de 2015.
Modalidad de Presentación, en el siguiente orden:

Tapa: la misma deberá pegarse en el frente de la carpeta, debiendo completarla y
firmarla en el espacio reservado a tal efecto.
Apartado SOLICITUD.
Apartado ANTECEDENTES.
Apartado CONFORMIDAD.
Todos los puntos mencionados anteriormente se imprimirán en forma automática al seleccionar la opción “Imprimir los formularios para presentar en CONICET”, y deberán ser firmadas por l as personas que se indique en cada caso.
Plan de Trabajo: Impreso mediante el procesador de textos utilizado para su
elaboración.
La constancia que corresponda al tipo de beca solicitado:
Becas Doctorales: Certificado analítico de la carrera de grado
Becas de Finalización de Doctorado: Certificado de Admisión en el
doctorado.

Becas Postdoctorales: Constancia de defensa y aprobación de la tesis doctoral. En caso de no haber defendido la tesis el preliminar solicitado deberá adjuntarse solamente en la solicitud electrónica.

Aclaración: todas las constancias enviadas de forma impresa deben coincidir con
aquellas adjuntadas de forma electrónica.

El material impreso que conforma la presentación deberá presentarse en una carpeta de
cartulina tamaño oficio de color:

Beca Interna Doctoral: NARANJA
Beca Interna de Finalización del Doctorado: CELESTE 
Beca Interna Postdoctoral: VERDE 
Beca Interna Cofinanciada (todas las categorías): AMARILLO
En el frente de la misma deberá pegarse la tapa que imprimirá automáticamente el sistema
e incluir el material indicado enumerando las hojas en forma correlativa.

El postulante deberá colocar sus iniciales en cada una de las hojas que componen la
presentación impresa y numerarlas correlativamente, comenzando por la primera hoja que
deberá llevar el número 1.

No se aceptarán solicitudes que contengan documentación adicional no solicitada.
No adjuntar constancias de cursos, congresos publicaciones, etc., en la
presentación impresa.

Se solicita NO ANILLAR las hojas ni colocarlas SUELTAS en la carpeta, o en folios. Las mismas deberán ser perforadas e introducidas en la carpeta utilizando broches (Tipo Nepaco o similar) plásticos. 

Toda la información oficial en la web de CONICET por acá.

martes, 26 de mayo de 2015

La indepedencia judicial no existe - La Izquierda Diario


Publicamos esta nota sobre el debate la posibilidad de "atacar" la independencia judicial en el debate sobre el caso del Juez Supremo Carlos Fayt. Salió en La Izquierda Diario, acá.  Gracias por abrir el espacio. La transcribimos. Seguimos y salud!

la lucha de los gauchos judiciales contra los alambrados mentales - Palermo 2014


--

La  independencia judicial no existe

Lucas Arrimada
Profesor Derecho UBA | @lucasarrimada

La sobre-actuada crisis institucional entorno a la salud de Carlos Fayt, el juez de la Corte Suprema de 97 años, reavivó esa vieja y rancia bandera republicana de “Independencia Judicial”.  

Las corporaciones económicas y políticas en la historia argentina han utilizado siempre al Poder Judicial aristocrático y a sus empleados de clase alta para convencer a la clase media de que las clases populares, los trabajadores y los pobres son culpables de todo.

Esa idea estructurada en un discurso impuesto a través de medios masivos de comunicación y reforzado con la justificación legal-judicial ha sido clave para establecer un sistema económico y político para pocos, a costa del trabajo y de la sangre de las mayorías.

Así se justifican en las democracias de Latinoamérica la represión sistemática, la criminalización de la protesta, la mano dura, la violencia institucional, la segregación educativa, las crisis económicas cíclicas, los circulares concursos y quiebras, la especulación financiera, los despedidos masivos, la flexibilidad laboral, la precarización laboral y la persecución ideológica en todas sus formas. La independencia judicial es simplemente ese velo institucional que oculta todo un entramado de poder con un proyecto político y económico parcial, un tablero ficticio bajo un tablero de violencia operativa, un discurso legitimante de un saqueo programado. Todo un caballo de Troya, un eslogan vacío pero reconfortante para impostar indignación, un lugar común tan anacrónico como imposible.

Bajo las históricas dictaduras, los jueces siempre fueron “indiferentes” e “independientes” de nuestros derechos y garantías y de la propia Constitución Nacional, cómplices de la tortura y la desaparición, del terror y de los planes económicos paralelos. En Democracia, los jueces han demostrado que pueden seguir siendo “independientes” de la propia Constitución y ser selectivos en el respeto de los derechos humanos básicos. Su trabajo no es menos brutal pero su especialidad es disfrazar la violencia en discurso, intentar sedar el dolor producto de la burocracia judicial.

Son otros tiempos, la selectividad republicana y la comunicación institucional pueden ayudar cosméticamente. Sin embargo, la independencia judicial es una excusa pobre, un escudo torpe, una máscara inútil para defender el carácter vitalicio de las magistraturas monárquicas, para proteger la institucionalidad aristocrática, para que haya endogamia en la familia judicial, para que el Poder Judicial siga con su segregación de clase o de género, para garantizar privilegios impositivos o para justificar las jubilaciones de privilegio que se niegan a los trabajadores jubilados, para que los poderosos tengan sus tensiones mediáticas y la impunidad garantizada sistémicamente, entre jueces serviciales y corrupción institucionalizada entre expedientes y carpetas de agencias amenazantes.

¿Cómo puede ser independiente un juez resultado de un proceso político de negociación previa entre partidos políticos? ¿Cómo consigue un juez ser independiente cuando necesita hacer lobby para que su candidatura sea elegida por políticos? ¿Son los jueces independientes de los medios, los grupos económicos y de las agencias de inteligencia con las que a veces trabajan secretamente? ¿Los jueces son independientes cuando tienen que competir por un ascenso? ¿Es independiente el presidente de la Corte Suprema al que se lo nombró presidente de la comisión de redacción del Código Civil? ¿Podrá ser independiente –siendo él codificador, sucesor de Vélez Sarsfield– si se pone en duda la Constitucionalidad de su Código?

Los jueces pueden ser muchas cosas, pero ni teórica ni fácticamente pueden ser independientes del sistema político que los designó en un proceso intensamente político y opaco. Sumemos a los actores predilectos del escenario político: las corporaciones religiosas, sociales, empresariales y mediáticas que golpearán sus puertas o que habrán permitido abrir su camino para el cargo. Justamente, los pocos y díscolos jueces “autónomos”, si llegan, son rápidamente disciplinados por la propia corporación judicial-política, por el establishment económico, o son entregados como “chivos expiatorios” para jugar el juego de la “ficción republicana”. Reconocer que los jueces son políticos y actúan estratégicamente en la arena política es una precondición para entender las decisiones judiciales y al Poder Judicial como actor con intereses propios en el sistema político.

En contraste al siempre defendido y ponderado Poder Judicial, siempre llamado “la Justicia” de forma no inocente, por los grupos de interés concentrado y las fuerzas corporativas del arco político y económico, las instituciones más “independientes” son la SIDE, las fuerzas de seguridad y el Sistema Penitenciario. Independencia nefasta y letal, sin duda. Esa independencia es producto de la capacidad de resistencia al cambio, la inercia política y al termidor producto de la victoria interna de Berni en el caso de las fuerzas de seguridad. El Poder Judicial parece que refuerza la “independencia” de esos tres poderes colaborando con la justificación legal posterior. Se “legitima” el poder con la tinta judicial. En la división institucional del trabajo, colabora dando la legitimidad legal a esos espacios de poder donde se tortura, reprime y subordina, donde el poder circula hacia la sociedad, esos espacios de poder sin control político ni democrático.

La independencia judicial, como la mano invisible del mercado, el periodismo objetivo, la neutralidad del derecho, la imparcialidad de los árbitros de fútbol, el capitalismo con rostro humano, entre otras mentiras y sinsentidos liberales, se puede encontrar junto a los hermosos unicornios azules.

La independencia judicial en un sistema político como el actual no existe ni puede existir. Reformulando a F. Scott Fitzgerald, el autor del ya clásico cuento “El curioso caso de Benjamin Fayt” (sic), pensar lo contrario sería equivalente a decir: “Déjeme contarle algo sobre los jueces. Los jueces son diferentes a usted y a mí”.

* El autor es profesor de “Estudios Críticos del Derecho” en la Facultad de Derecho (UBA) y edita www.antelaley.com 

lunes, 11 de mayo de 2015

Nelson Mandela World Human Rights Moot Court Competition - U. Pretoria


el brillo que da aceptar el trágico azar - Tres Cerros 2013
Difundimos la convocatoria para seleccionar al equipo que representará a la Facultad de Derecho de la UBA en la Edición 2015 de la “Nelson Mandela World Human Rights Moot Court Competition”. La competencia de juicio simulado está organizada por el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Pretoria, Sudáfrica.

Sigamos y salud!

--

La Facultad de Derecho convoca a sus estudiantes de Abogacía interesados en integrar el equipo que representará a la Universidad de Buenos Aires en la próxima edición de la “Nelson Mandela World Human Rights Moot Court Competition”, cuyas rondas internacionales se realizarán en diciembre de 2015 en Ginebra, Suiza, a participar del proceso de selección correspondiente.

Requisitos:

- Ser alumno regular de la Carrera de Abogacía de la Facultad de Derecho.
- Tener aprobadas las materias ‘Derechos Humanos y Garantías’ y ‘Elementos de Derecho Internacional Público’ para el mes de abril de 2015 (excluyente).
- Poseer buen manejo oral y escrito del idioma inglés.

Talleres: A los fines de brindar herramientas a los participantes para su mejor desempeño en la selección interna se brindaran talleres de capacitación los días:

4 de mayo de 18:30 a 20hs: Aula 1 de Extensión
7 de mayo de 18:30 a 20hs: Aula 8 de Extensión
11 de mayo de 18:30 a 20hs: Salón Verde
14 de mayo de 18:30 a 20hs: Aula 8 de Extensión

Inscripción y Participación: La inscripción será automática con la entrega de un memorial escrito (en inglés) sobre el caso hipotético de la competencia, el día 5 de junio de 2015 en la Dirección de Relaciones Internacionales e Institucionales (Planta Principal, de 9 a 20 hs.). Asimismo se solicitará la presentación de:

- Un curriculum vitae completo (en español).
- El certificado analítico de materias impreso recientemente del Centro de Consulta Personal del Sitio Web de la Facultad, firmado por el/la estudiante.

El día 15 de junio se realizarán las entrevistas con los inscriptos en horario que será oportunamente informado a quienes formalicen su inscripción, en la cual deberán proceder a la defensa legal de su caso (en inglés).

Más información acá y en internacionales@derecho.uba.ar | competenciasddhh@gmail.com .-

jueves, 16 de abril de 2015

Eduardo Galeano y la Constitución de Ecuador: La naturaleza no es muda


Como todos saben, hace unos días falleció el gran escritor uruguayo Eduardo Galeano. Muchos recordaremos sus libros como parte de nuestra adolescencia/juventud, como libros que nos vieron crecer y que después de un tiempo, aunque distantes, aunque nosotros también distintos, todavía nos merecen un especial cariño. Uno de esos libros, quizás el que más disfruté, fue "El Fútbol: A sol y sombras", poco conocido y, hasta hace poco, también difícil de conseguir. Lo recomendamos, obviamente, más allá de los clásicos y del especial "El libro de los abrazos" quizás uno de sus mejores libros. Ahora, dentro del rubro anécdotas legales/constitucionales, una que recordé obligadamente esta semana fue la que se vincula con esta nota/artículo, posteriormente publicada en Página 12, acá, escrita por Don Galeano en el trayecto final de la Convención Constituyente de Montecristi en Ecuador. Muchos afirman que fue tuvo un fuerte impacto y su lectura en la convención fue un momento muy especial que le confirió un impulso determinante a la Convención.

Es una anécdota que  debo, seguramente, a Marcos N.A, Juan M. o a Alonso F. en alguna de mis visitas a Quito. Queda en el tintero comprobar y comentar otras anécdotas que le dan un protagonimo a otro gran escritor en otro proceso constituyente de lo que podríamos llamar nuevo constitucionalismo latinoamericano. Por todo eso, se agradece y cumplimos con el deber de transmitirla y difundirla.

el diálogo entre los horizontes y la naturaleza - Quito 2014
La transcribimos. Salud!!

--

La naturaleza no es muda

Por Eduardo Galeano

El mundo pinta naturalezas muertas, sucumben los bosques naturales, se derriten los polos, el aire se hace irrespirable y el agua intomable, se plastifican las flores y la comida, y el cielo y la tierra se vuelven locos de remate.

Y mientras todo esto ocurre, un país latinoamericano, Ecuador, está discutiendo una nueva Constitución. Y en esa Constitución se abre la posibilidad de reconocer, por primera vez en la historia universal, los derechos de la naturaleza.

La naturaleza tiene mucho que decir, y ya va siendo hora de que nosotros, sus hijos, no sigamos haciéndonos los sordos. Y quizás hasta Dios escuche la llamada que suena desde este país andino, y agregue el undécimo mandamiento que se le había olvidado en las instrucciones que nos dio desde el monte Sinaí: “Amarás a la naturaleza, de la que formas parte”.

- Un objeto que quiere ser sujeto

Durante miles de años, casi toda la gente tuvo el derecho de no tener derechos.

En los hechos, no son pocos los que siguen sin derechos, pero al menos se reconoce, ahora, el derecho de tenerlos; y eso es bastante más que un gesto de caridad de los amos del mundo para consuelo de sus siervos.

¿Y la naturaleza? En cierto modo, se podría decir, los derechos humanos abarcan a la naturaleza, porque ella no es una tarjeta postal para ser mirada desde afuera; pero bien sabe la naturaleza que hasta las mejores leyes humanas la tratan como objeto de propiedad, y nunca como sujeto de derecho.

Reducida a mera fuente de recursos naturales y buenos negocios, ella puede ser legalmente malherida, y hasta exterminada, sin que se escuchen sus quejas y sin que las normas jurídicas impidan la impunidad de sus criminales. A lo sumo, en el mejor de los casos, son las víctimas humanas quienes pueden exigir una indemnización más o menos simbólica, y eso siempre después de que el daño se ha hecho, pero las leyes no evitan ni detienen los atentados contra la tierra, el agua o el aire.

Suena raro, ¿no? Esto de que la naturaleza tenga derechos... Una locura. ¡Como si la naturaleza fuera persona! En cambio, suena de lo más normal que las grandes empresas de los Estados Unidos disfruten de derechos humanos. En 1886, la Suprema Corte de los Estados Unidos, modelo de la justicia universal, extendió los derechos humanos a las corporaciones privadas. La ley les reconoció los mismos derechos que a las personas, derecho a la vida, a la libre expresión, a la privacidad y a todo lo demás, como si las empresas respiraran. Más de ciento veinte años han pasado y así sigue siendo. A nadie le llama la atención.

- Gritos y susurros

Nada tiene de raro, ni de anormal, el proyecto que quiere incorporar los derechos de la naturaleza a la nueva Constitución de Ecuador.

Este país ha sufrido numerosas devastaciones a lo largo de su historia. Por citar un solo ejemplo, durante más de un cuarto de siglo, hasta 1992, la empresa petrolera Texaco vomitó impunemente dieciocho mil millones de galones de veneno sobre tierras, ríos y gentes. Una vez cumplida esta obra de beneficencia en la Amazonia ecuatoriana, la empresa nacida en Texas celebró matrimonio con la Standard Oil. Para entonces, la Standard Oil de Rockefeller había pasado a llamarse Chevron y estaba dirigida por Condoleezza Rice. Después un oleoducto trasladó a Condoleezza hasta la Casa Blanca, mientras la familia Chevron-Texaco continuaba contaminando el mundo.

Pero las heridas abiertas en el cuerpo de Ecuador por la Texaco y otras empresas no son la única fuente de inspiración de esta gran novedad jurídica que se intenta llevar adelante. Además, y no es lo de menos, la reivindicación de la naturaleza forma parte de un proceso de recuperación de las más antiguas tradiciones de Ecuador y de América toda. Se propone que el Estado reconozca y garantice el derecho a mantener y regenerar los ciclos vitales naturales, y no es por casualidad que la asamblea constituyente ha empezado por identificar sus objetivos de renacimiento nacional con el ideal de vida del “sumak kausai”. Eso significa, en lengua quichua, vida armoniosa: armonía entre nosotros y armonía con la naturaleza, que nos engendra, nos alimenta y nos abriga y que tiene vida propia, y valores propios, más allá de nosotros.

Esas tradiciones siguen milagrosamente vivas, a pesar de la pesada herencia del racismo que en Ecuador, como en toda América, continúa mutilando la realidad y la memoria. Y no son sólo el patrimonio de su numerosa población indígena, que supo perpetuarlas a lo largo de cinco siglos de prohibición y desprecio. Pertenecen a todo el país, y al mundo entero, estas voces del pasado que ayudan a adivinar otro futuro posible.

Desde que la espada y la cruz desembarcaron en tierras americanas, la conquista europea castigó la adoración de la naturaleza, que era pecado de idolatría, con penas de azote, horca o fuego. La comunión entre la naturaleza y la gente, costumbre pagana, fue abolida en nombre de Dios y después en nombre de la Civilización. En toda América, y en el mundo, seguimos pagando las consecuencias de ese divorcio obligatorio.-

Nexos

Nexos