sábado, 9 de junio de 2012

Sueña ┼ Michel Petrucciani - Take the A train


Foco desplazado - NY 2012
Sueña.

Muchas pupilas
pocas miradas
ningún ojo despierto
cuerpos vacíos
bajo tierra
no muertos
fuegos por encender
quizás hoy
quizás nunca

el invierno
de facto
gobierna
el demos
descontento
pide primavera
más flores
y cracia

el grito
avisa
las puertas
se abren
mis ojos
sentados
arriba de mi cansancio
aplastando
mi soledad
y en el bolsillo
del saco
un libro
con hojas que cortan
las lágrimas
en renglones
y un lápiz mordido
por dientes cariados

sube
él
un nene
no sé cómo llamarlo
no sé qué veo
tiene la espalda doblada,
un bulto,
joroba
pequeña,
jorobita
un pecho de fragilidad,
se hincha
al respirar
piernas de escarbadientes,
algo dobladas,
dos muletas
empujan la vida
que camina con dificultad
quizás 8
quizás 11 años
no más
pero más fuerza
que el ejercito
de zombies de corbata
testigo indiferente
sin dolor
ni sufrir
ni sentir
la vida que no cuesta vida

no puede
caminar
apenas
respirar
lo veo
lo siento
trato de concentrarme
en eso
me duele a mi
pero no,
no me duele
la empatía es imposible
lo que no se deja decir
aparece

sus huesos
de cristal
un muñeco de papel
está doblado
doblado
repito
"doblado"
lo recuerdo
"doblado"
con un énfasis
que las palabras
no pueden comunicar
su espalda
la imagen ahí
hoy

si lo pienso
digo
no lo creo
si lo creo
toda fe se desvanece
estamos perdidos
repito
doblado
entra
vende algo,
nadie compra
regala ejemplo
con toda la dignidad
un afán suelto
las almas perdidas
con su vista de manequí
de modelo publicitario
nada los despierta
ni esa vitalidad
impar
lo ignoran
lo titánico
le es invisible
no ven
lo que hay ahí
eso radicalmente
injusto que explota
y nos mancha a todos
pero prende a pocos
y en la próxima estación
se bajan
todos
conexión
trabajo,
la rutina y alienación
el dinero,
el apuro,
indiferencia y ambición

me quedo sentado
mis ojos en él
anónimo
ignorado
su esfuerzo
no debería estar ahí,
haciendo eso
la lucha por la familia
por la vieja
hermanitos
más itos, hitos, que nunca
pienso,
dudo, sospecho
lo mandan
indignación,
hiervo
lo explotan la familia
un tío de lo peor
alguien cercano
un infierno hermano
que está mejor
furia
tristeza

se apoya en el asiento
respira
con dificultad
con dolor
se lleva
una mano
manito
al pecho
presiona
parece
muy cansado
agitado
sofocado

espejo roto de baño público
que refleja
veo
en esa vida
los kms de resistencia
el remar con muletas
el río de obstáculos
en cada paso
lo recuerdo ahí
me recuerdo ahí
lo que no se deja decir
sino por el fuego
no se puede comunicar
esa sensación de injusticia
de querer abrazarlo y
frenar todo
quemar todo
renunciar a todo
ahí estamos
en la inacción de las palabras
en la acción de las intenciones

me imagino
su noche de hoy
sabanas flacas
abrazan su cuerpo
huesos débiles
temple fuerte
respira cortado
cansado
de un día bajo tierra
con las almas amputadas
caras lavadas
apagadas,
opacas vacas,
alejadas de él
temerosas
superficialidad de taco aguja
inseguridad de traje caro
cerca de sus perfumes caros
fragancias a flores de plástico

lo imagino tociendo
enfermo por el frío
del invierno humano
la mano ausente,
la mirada apartada
la noche desvelada
la oscuridad ajena
y él, solemne
duerme su angustia
descansa su lucha
recuesta su cuerpo
reposa su alma
que sana cada mañana
y simplemente
mientras tanto
como todos
fríos y ardorosos
sueña.

CV (1983).

2 comentarios:

  1. "Hay una raza vil de hombres tenaces
    de sí propios inflados, y hechos todos,
    todos, del pelo al pie, de garra y diente;
    y hay otros, como flor, que al viento exhalan
    en el amor del hombre su perfume.
    Como en el bosque hay tórtolas y fieras
    y plantas insectívoras y pura
    sensitiva y clavel en los jardines.
    De alma de hombre los unos se alimentan:
    los otros su alma dan a que se nutran
    y perfumen su diente los glotones,
    tal como el hierro frío en las entrañas
    de la virgen que mata se calienta.

    A un banquete se sientan los tiranos
    donde se sirven hombres: y esos viles
    que a los tiranos aman, diligentes
    cerebro y corazón de hombres devoran:
    pero cuando la mano ensangrentada
    hunden en el manjar, del mártir muerto
    surge una luz que los aterra, flores
    grandes como una cruz súbido surgen
    y huyen, rojo el hocico, y pavoridos
    a sus negras entrañas los tiranos"
    José Martí
    junto con: http://www.youtube.com/watch?v=_l_QEyQrzqk

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho lo de Martí. Cuando lo leí y ahora que lo estoy agradeciendo tardíamente. Disculpas por eso, che!
    Salut y sigamos,
    Lucas A.

    ResponderEliminar

Nexos

Nexos