sábado, 13 de julio de 2013

Julio Cortázar de Tristán Bauer + Aplastamiento de las gotas


el sistema de rayuelas y las dudas en fuga - Palermo 2011
Hace tiempo tenía ganas de subir el documental "Julio Cortázar" de Tristán Bauer que se estaba proyectando cada semana y con cierta concurrencia en un pequeño Centro Cultural de Buenos Aires y no pudimos. Recientemente pasó la fiebre por celebrar los 50 años de Rayuela y nos resistimos a ese golpe de efecto comercial. Y ahora que se vende el documental por todos lados, resulta un acto de justicia popular difundirlo dado que hace tiempo puede encontrarse circulando por ahí.  Le plegamos uno de nuestros poemas preferidos de Julio Florencio para que la justicia popular sea también justicia poética.


Aplastamiento de las gotas 

Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.

Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós. 





Las buenas conciencias

Sos así: inteligente, clara, refinada
vivís en armonía con las gentes, las cosas y las plantas
que has elegido despaciosamente,
rechazando sin ruido lo que quebraba el ritmo diurno,
la calma de tus noches.
Eso significa que ignores este caos,
este fragor de sangre que llaman siglo veinte.
Al contrario, seguís muy de cerca
cosas como el racismo, el apartheid y las transnacionales,
la sangre en Argentina y Chile y Paraguay y etcétera.
Cada tarde a las seis comprás Le Monde
y te indignás sinceramente
porque todo es violencia, violación y mentira
en Dublín en Beirut en Santiago en Bangkok.
Y después cuando viene Paulita y Juan y Pepe
les explicás con té y tostadas que esto no puede ser,
que cómo puede ser que esto es así, y la mesa
se llena de protestas democráticas,
de migas humanísticas y Derechos Humanos (cf. Unesco)
Todos están de acuerdo, y todos sienten
que están del justo lado, y que hay que aplastar a Pinochet,
pero curiosamente
ni ellos ni vos han hecho nunca nada
para ayudar (digamos, dieron plata, se solidarizaron
algunos con las campañas periodísticas),
porque les lleva lo mejor del tiempo
aplastar al fascismo con perfectas razones silogísticas
y sentimientos impecables.
Es evidente que leer Le Monde
es ya un combate frente a los que leen el Figaro.
Lo importante es saber dónde está la verdad
y repetirlo y repetirlo cada día
a los mismos amigos en el mismo café.
Casi una militancia o poco menos,
casi un peligro porque en una de ésas
te oye un fascista y ahí nomás te fichan.
Oh, querida, ya es tarde,
andá a dormir pero antes, claro,
las últimas noticias. Mataron
a Orlando Letelier. Qué horror, verdad.
Esto no puede ser, esta violencia
tiene que terminar.
(Suena el teléfono, es Paulita
que acaba de enterarse.)
Da gusto ver
cómo vos y tu gente participan
de la historia.
Vas a dormir tan mal, verdad, mejor quedarse oyendo música
hasta que venga el sueño de los justos.



Salud!

7 comentarios:

  1. qué lindo!
    creo que todas las Ideas del mundo están en el humanismo.

    ResponderEliminar
  2. Qué hermoso...nunca habia visto este documental. Gracias por la -merecida- difusion...me encanto!

    ResponderEliminar
  3. Una tarde conocí en los pasillos de la Facultad de Derecho (UBA) a Eleonora prima lejana de Tristán estaba rodando el documental que maravillosos recuerdos evoco a partir de tu nota. ("esas rr sublimes" de Julio C. y su inmensa obra). Gracias!

    ResponderEliminar

Nexos

Nexos