sábado, 8 de septiembre de 2012

Haikemas (Haikus / Poemas) ┼ John Zorn, Lou Reed & Laurie Anderson - Concert for Japan


sierras que se abren, sol que se cierra - Sierra de la Window 2012
I --

respira la nueva primavera
y seguimos todavía fieles
a las últimas hojas secas de la que fue
y hoy es una sombra de las más crueles

II --

llueve pero no puedo
describir cómo llueve
ni como me golpean estas lágrimas
de tus ojos de relámpagos

III --

las nubes me explican al ver
en sus truenos de malestar
lo que es estar verdaderamente mal
enojado al contener ese bravo mar por caer

IV --

campos abrazados por agua de lluvia
reflejan los adioses del sol que se va
pero el agua quedará
moraleja: no hay que dejarlo todo

V --

sapos suicidas
como perros corriendo los autos
gritan banzai a mis ruedas
mientras la lluvia los despide

VI --

la noche hace brillar
el salitral en las olas
de un mar convexo
que mira al sol de rayos geométricos

VII --

poner el corazón horizontal
los ojos verticales
penar y llorar es central
para ganar el respeto de los sauces

VIII --

si no escuchamos
el canto de los árboles
nunca conoceremos
los miedos que habitan la voz

IX --

mientras las ramas se rozan
con la melodía del viento
te susurro un beso
en las raíces de tus labios

X --

duele el lenguaje del silencio
extraño demasiado la soledad
respiro con asma infinito
mientras corro hacia el puente invisible

XI --

y los árboles parecen abrazarse
cuando sus raíces están inundadas
suelo que se pierde en agua
por eso la comunidad hermana

XII --

escaleras de arenas movedizas
medanos de sales calientes
costas de fuegos polares
crujen debajo de mis pies dolientes

XIII --

saber despedir todo invierno perfecto
saboreando toda la miel
de la colmena que incendiamos
y besar en la frente a la abeja reina que nos endulzó

XIV --

me visitás en sueños de martes
con tus dudas de siempre
y a tu brillar de sol ignoto
le sonrío como el primer día

XV --

intuyo un mañana de caminos
abiertos como abrazos de montañas
soleados como corazones intensos
pacíficos como amantes dormidos

XVI --

el azar diagonal hizo que cantaras
en el ventanal de mi corazón y me enamoraras
no te escribiré cuándo nos separemos
te retrataré para siempre hoy que me amas

XVII --

palpitar el río sin orillas que me atraviesa
su corriente corroe todo lo efímero en mis entrañas
con el tiempo aprendo a respetar su fluir y su silencio
y los privilegios de sus secretos tesoros

XVIII --

mañanas frías en las que sudo tristes piedras con vértigo
para empedrar todo el desierto abismal que hay hacia el olvido
noches malevas en las que mis pies arden al sentir
en cada calle, aquel fulgor, en cada río subterráneo, ese fuego

XIX --

lo primitivo nos habita, el miedo hermano se emancipa
el olvido alimenta con vacío todos mis músculos
y a cada paso el amor se vuelve un camino sin destino
los milagros suceden a causa de la autopsia del sol

XX --

y el niño sale debajo de la cama y abraza a la sombra ausente
la perdona despejando su horizonte de lágrimas de terciopelo solar
y han dejado de engañarlo, no de quererlo, y sólo siente que lo han dejado
paradojas de la tristeza y su origen circular

CV - 1987.

5 comentarios:

  1. no hay que dejarlo todo

    sobre la empecinada parca complacencia
    de un violín istriónico histérico
    (suerte que no se escucha en el auricular izquierdo)
    leer sostenido en su pentagrama:

    perros locos, sauces nostálgicos, tormentas iracundas,
    clichés, uno y más clichés
    de un ánimo cliché
    que se ahinca en la angustia
    que se consuela con los sauces
    que besa en las raíces

    (no hay que abandonarlo todo)

    toma tu veneno y sonríe (aún usando el "tú"),
    discurre tus ramas y comprende
    que lo que iguala no es la inundación
    (que no solo el sufrir nos constituye)

    huye a los montes, sí,
    pero deja atrás el asma
    que apetece a las ciudades,
    olvida la rima
    destroza las amarras
    come tus propias vísceras

    los caminos ignorados
    huyen de los fantasmas
    tienen sol pero también sombra,
    e incluso hay caminos que conducen
    al mismo centro de las periferias

    las olas son tanto más que sal,
    y parodiamos los sueños tortuosos
    (no decidir, no sentir,
    evitar tomar decisiones
    cuando perseguidos por los sueños
    de la falta de sueño
    y de ensueño)

    descreemos de las métricas
    pero si nos consultan:

    (no hay que dejarlo todo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno! Es también de CV me parece este, no? Después te transcribo otro que me parece está en el mismo libro!
      L.

      Eliminar
  2. hola lucas! muy lindos los poemas breves, bien cortitos pero hermosos. me gustaron muuchooo
    la música me superó maaaal
    prefiero el lou reed de perfect day o velvet
    sdos y como vos decis la seguimos
    maru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maru! Sí, sé que era difícil, pero me parecía medio ladri poner "una que sepamos todos", incluso con el gran Lou.
      Por eso el intento.
      La seguimos obvio. Salut!,
      Lucas.

      Eliminar
  3. (dejarlo todo: entrega, sacrificio, memorias, secretos y silencios )

    no dejarás siempre todo:
    te llevaras.
    se llevaran.

    el niño sale, pero siempre algo deja: su dolor.
    el sol se va, pero deja algo : el efecto de su calor.

    te leo en las palabras y las bocas.
    te conozco, te reencuentro, te admiro.
    te recuerdo y te vuelvo a ver.

    buscas acción a través del susurro de silencios,
    esos mismos silencios que duelen,
    esos mismos que te ven correr hacia el puente invisible.
    ese mismo silencio que respetas, cuando se habla en secreto.

    porque en el silencio buscas consuelo
    buscas encontrar la esencia,
    la esencia de la vida,
    la vida que busca un sentido
    y el sentido
    se siente en silencio.

    y va a ser siempre ahí, en lo mejor de tus silencios,
    cuando suene tu alma y se escuchen tus latidos
    donde todo va a tener sentido,
    desde el dolor que te construye
    hasta el veneno que te destruye.
    la sonrisa que te ilusiona y la
    canción que te enamora
    el frió de la mañana y el ardor de tu piel.

    sos vos,
    sonriendo como el primer día
    soñando como las primeras noches
    extrañando como el primer viaje
    dejándolo todo.

    tu voluntad te hará salir del piso,
    ave fénix, una vez mas.
    te hará sentir los abrazos y el perdón
    te dejará despejar las lagrimas.
    y en el medio de este espiral de sentimientos
    podré ver tu sonrisa como mi victoria.

    ResponderEliminar

Nexos

Nexos