martes, 17 de julio de 2012

Embajada Israel 20 años / AMIA 18 años



Dos preguntas:

1 - Ya podemos afirmar el absoluto fracaso de la idea de una Corte Suprema investigue actos de terrorismo internacional como la explosión de la Embajada de Israel, pasados los 20 años ya (se cumplieron en marzo pasado). Hay que repensar esas funciones y esos esfuerzos, más allá de las -en el mejor de los casos- buenas intenciones que puedo haber tenido. La Corte no puede tener 20 mil casos (como tenía en los 90) y una causa como la de la Embajada de Israel. Al menos no puede tenerlas en paralelo.

2 - Y también toda la investigación judicial del atentado contra la AMIA el actuar del Poder Judicial, del Juez encargado de la causa, parece haber estado comprometida con ocultar pruebas, dilatar el proceso y desviar la investigación, o sea, con la más radical injusticia ante el segundo atentado internacional contra la comunidad en plena democracia. ¿Qué rol tiene el Poder Judicial ante la impunidad en este tipo de casos -y tantos otros por supuesto-? ¿Complicidad? ¿Incapacidad por delito complejo? ¿Cuestión política? ¿Ocultar en expedientes infinitos una verdad insoportable en una mentira procesal sedante? En fin..

Para recordar lo más importante: La justicia es un valor. El Poder Judicial una institución. El Poder Judicial rara vez -lamentablemente- coincide con la Justicia. Como decía Oliver Wendell Holmes "Esta es una Corte de Derecho,  no una Corte de Justicia". No olvidar! Memoria y salú!

2 comentarios:

  1. más preguntas:
    - ¿qué grado de democratización o criteriosidad en la selección tienen aquellos que acceden a los cargos? ¿cuál es la relación entre estos individuos y los sectores de poder (y qué poder)?
    - ¿quién controla al poder judicial, y de qué manera?
    - ¿qué mecanismos tiene el sistema para hacer que el poder judicial sea capaz de oponerse a los sectores anquilosados de poder económico? o, en todo caso, ¿existe tal voluntad política e institucional?
    más se lo piensa, más olor a podrido

    ResponderEliminar
  2. Sí, doy fe o (mejor) conozco y reconozco a personas que desde ese Poder Judicial hacer esfuerzos titánicos por desanquilosarlo y agilizarlo, con esfuerzos comprometidos y reconocidos. Entonces, para ese grupo cabe preguntarse: ¿Qué herramientas y procesos de reforma de las prácticas y mecanismos existe desde el interior/exterior interesado en que las cosas cambien? ¿Cuáles son los procesos de dependencia/autonomía para esos actores? Y ¿Qué sanciones formales/informales pueden existir para las personas que se resisten a las prácticas y/o las quieren cambiar?

    Sigamos y salut!
    L.

    ResponderEliminar

Nexos

Nexos