domingo, 5 de febrero de 2012

Desarchivando y archivando: El problema real


Hace ya un buen tiempo, acá, transcribimos esta frase del excelente -y ya clásico- artículo de Fernando Atria, bajo un título que intentaba lograr enfocar mejor los problemas que tenemos en la teoría constitucional en especial y en la política democrática en general: El problema real. Este blog, al menos, parte de miles de preguntas y la frase sintetiza de la mejor forma una de las más importantes.

Más inútil que un espejo en la oscuridad - NY 2012
Acá el artículo de Fernando Atria y acá la frase:

“¿Qué caminos debemos tomar? Evidentemente depende de cómo evaluamos los riesgos que nuestra comunidad enfrentará en el futuro. Aquí es donde tenemos que bajar a nuestras realidades concretas. ¿Qué peligros deberían ser mayor causa de preocupación para los intelectuales latinoamericanos? A mi juicio, si miramos nuestras historias descubriremos que los enemigos más peligrosos de los derechos no han sido las mayorías dispuestas a oprimir a indefensas minorías (aunque por supuesto no negaré que en ocasiones ha ocurrido), sino victoriosas minorías militares. Realmente me intriga por qué tantos intelectuales latinoamericanos, especialmente abogados, son tan entusiastas para idear arreglos institucionales para proteger los derechos de la amenaza de las mayorías, están tan excitados con la naturaleza “contra-mayoritaria” de los derechos, cuando el problema real consiste en establecer el verdadero gobierno de las mayorías. Yo sugeriría que pospusiéramos nuestras preocupaciones contramayoritarias hasta que las mayorías gobiernen. Y entonces podríamos estar encantados de descubrir, si tenemos suerte, que puede haber emancipación a través de la política (la idea que define a la izquierda, a mi juicio) antes que a través de las cortes. Si no tenemos suerte, podemos pensar en mecanismos contramayoritarios”. 

Aprovechamos para avisar que vamos a empezar a desarchivar aquellos veijos posts y volverlos a ubicar por acá, con la fecha original. Salud!

3 comentarios:

  1. Esta afirmación de Atria me genera muchas dudas, puede ser aceptable en el caso chileno, pero la historia argentina es muy diferente a la chilena en este aspecto ya que encontramos violaciones enormes de los derechos individuales por parte de gobiernos mayoritarios que adherían a una filosofía antiliberal. Me refiero al peronismo del 50 y el del 70. En Argentina, no fueron solamente los militares los que pusieron presos a los diputados opositores, los que confiscaron diarios, los que quemaron bibliotecas populares, los que crearon grupos paramilitares para liquidar a la guerrilla, etc etc. E incluso respecto de las violaciones a los derechos humanos cometidas por los militares, me atrevería a decir que fueron apoyadas silenciosamente por la mayoría de los argentinos que miraban para otro lado y se autocalificaban de "derechos y humanos".

    Y, en la actualidad, podemos ver un fenónmeno populista similar en la Venezuela de Chavez o en el Ecaudor de Correa o en la Nicaragua de Ortega o en la Colombia de Uribe y Santos. Mientras que los militares están, gracias a Dios, bien tranquilos en sus cuarteles (con la excepción de Honduras, lamentablemente). O sea, lo opuesto al escenario que pinta Atria.

    Entonces, le diría a Atria que empírticamente su afirmación no se sostiene. En América Latina, tanto en el pasado como actualmente, hay muchos ejemplos de gobiernos mayoritartios que han violado o violan sistemáticamente los derechos individuales (en especial, los derechos políticos de la oposición).

    Esto no debe ser interpretado como una justificación de la judicial review (a la que, admito, miro con mucha más simpatía que Atria). Pero la observación de Atria me parece empíricamente insostenible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, pero son gobiernos mayoritarios? o son gobiernos de minorías con un apoyo de masas? Esa es una diferencia que siempre hago cuando hablo de gobiernos democráticos y gobiernos de masas.

      Los gobiernos de masas, los de derecha y los de izquierda, aunque tengan "efectos democratizantes" por llamarlos de alguna forma, nunca son mayoritarios y mucho menos democráticos.

      El consenso tácito es inaceptable, sobre todo cuando las dictaduras ejercieron el terrorismo de Estado. El mismo problema en Colombia con gobiernos populistas de derecha.

      Me parece que vos tomás que cualquier gobierno de una Minoría populista, con apoyo de masas, lo llamás mayoritario. Y eso para mi es una minoría gobernando a una mayoría con un aparato electoral o mediático.

      Yo pensé esto, antes de encontrar la excelente frase de Atria, pero me parece que nace de confusiones entre gobierno de masas y el gobierno de las mayorías en una democracia.

      Sigamos, en todo caso. Salut, L.

      Eliminar
  2. Lucas:

    Ese pasaje de Atria es excelente, y aunque es de hace 11 años atrás, en Chile sigue totalmente vigente. Ahora, me parece tremendamente interesante tu distinción entre gobierno mayoritario y gobierno de minoría con apoyo de masas. ¿Es posible que desarrollaras un poco más los conceptos? ¿Cuál sería el criterio distintivo para identificar uno u otro caso? Saludos.

    ResponderEliminar

Nexos

Nexos