lunes, 9 de abril de 2012

Neutralidad y feriados religiosos


Magnum is God - NY 2012
Producto de pasadas debates y de contextos actuales, Don Santiago Mollis nos envió un texto que discute el decreto de feriados introduciendo la idea de neutralidad estatal y de igual trato en el ejercicio de la libertad de culto.

Además de señalar el posible problema en los "feriados religiosos", Don Mollis analiza algunas propuestas para resolver la cuestión. Gracias Santiago M!


No es que no me gusten los feriado, pero..

Por Santiago Mollis.

Sin ánimo de ofender a nadie ni conspirar contra ninguna religión o creencia en particular, comparto algunas preguntas e ideas que se me ocurrieron a lo largo de esta semana (Semana Santa para algunos y Pésaj para otros). Entonces, les y me pregunto: 

¿Deberíamos tener feriados religiosos? ¿Deberíamos tener feriados de una religión en particular? ¿De cuál? ¿De la mayoritaria, minoritaria? ¿Por qué? ¿Deberíamos tener feriados religiosos de todas las religiones que se profesen en el suelo argentino?

La religión es uno de esos bastiones de la tradición y la cultura que muchas sociedades han levantado hace muchos años. Bastión, como tantos otros, que no solemos cuestionar y aceptamos casi sin chistar. Más allá de las cosas que hacemos día a día, la “tradición católica” se refleja en el artículo 2 de nuestra Constitución Nacional, cuando este establece que: “El Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano”. Muchos debates ha generado el “sostiene” que menciona el artículo, pero, aunque nos guste o no, debemos aceptar que tal discusión ha sido zanjada por nuestra Corte Suprema al establecer que el sostenimiento al cual hace referencia dicho artículo implica un sostenimiento económico y no que esta religión sea el culto oficial de la República Argentina. Además, es importante no olvidarnos que la Constitución garantiza, en su artículo 14, la libertad de culto. La interpretación de ambos artículos generan una obligación, en manos del Estado, de no beneficiar u otorgar algún tipo de status preferencial a una religión por sobre las otras. 

Como se habrán dado cuenta, me he referido a “tradición católica”. La idea no es deslegitimar la misma, sino, hacer notar el punto que Lucas (Arrimada) ha mencionado acá y acá , esto es, que ese “dogma de la mayoría católica” no cuenta con datos que justifiquen su pasado histórico y, mucho menos, su presente al momento de tomar decisiones de política pública. Aunque para muchos esto no parezca un dato relevante, yo creo que lo es. Este dogma ha sido utilizado para justificar distintas cosas, por ejemplo, visiones particulares sobre el matrimonio y el divorcio, la presencia de imágenes católicas en espacios públicos, requisitos para acceder a cargos públicos y, lo que hoy nos reúne, los feriados. 

El decreto 1584/2010 establece, en su artículo 1, las fechas del Viernes Santo, la Inmaculada Concepción de María (8 de diciembre) y la Navidad (25 de diciembre) como feriados nacionales. En el artículo 6 y 7 del mismo decreto se hace referencia a festividades de la religión judía y de la religión islámica como días no laborables. La diferencia es que estos últimos se vuelven opcionales para los que profesan esas religiones y los primeros, los cuales en estos casos particulares mencionados son inamovibles, rigen para todos y no por opción. 

Entonces, se podría decir que al establecer celebraciones católicas como feriados nacionales le estamos otorgando una categoría preferencial a este culto. ¿Por qué se establece esa diferencia? Como vimos, no hay datos empíricos serios que demuestren esa mayoría católica para poder esgrimir la misma como argumento. Los pocos argumentos que he escuchado son los mismos de siempre: es tradición, el artículo 2 de la Constitución establece a la religión católica como culto oficial, etc... Aquí surge una cuestión importante: en el caso de obtener una estadística que señale a la religión católica como la mayoritaria, ¿estaríamos dispuestos a aceptar como feriados nacionales las celebraciones católicas? Mi respuesta es no y quiero aclarar que sería la misma si esa estadística indicara que la religión mayoritaria es la judía, islámica o la que fuese. 

El Estado debe mantenerse neutral ante estas situaciones y pienso, firmemente, que tomar celebraciones de una religión en particular y establecerlos como feriados nacionales no es mantenerse neutral. Queramos o no, esta decisión de establecer feriados nacionales religiosos, rompe con la neutralidad e incide sobre las preferencias privadas de los individuos que conforman una sociedad. 

¿Cuál es la solución a esto? 

- Se me ocurren dos: Adoptar lo que hizo Uruguay en 1919, mantener estos feriados pero quitarle todo contenido religioso. Si bien esta solución la veo plausible, no es mi preferida. 

- La solución que, a mí entender, ayuda a terminar con esa preferencia por una religión en particular y reivindica la igualdad en materia de libertad de culto, es que los feriados nacionales católicos (como los mencionados arriba) se conviertan en días no laborables, es decir, que adquieran el mismo status que las celebraciones de las otras religiones y así eliminar ese distingo inapropiado. Creo que la neutralidad del Estado se vería favorecida, por lo menos un poco, aunque también entiendo que faltarían tocar otros temas relacionados al Estado y la religión, por ejemplo, por qué todos debemos contribuir con nuestros impuestos para el sostenimiento de una religión en particular. 

De esta manera, todos los que se sientan identificados con ese culto y quieran celebrar el mismo pueden hacerlo en la misma condiciones que hoy lo hacen los que profesan la religión judía o el islam. 

Con esta solución no se busca cercenar la religión católica, la respeto y me parece importante que todos puedan elegir sus creencias y llevarlas a cabo de la manera más apropiada, según sus propias consideraciones. En ningún momento se busca que este culto quede en una situación desventajosa con respecto a los otros, todo lo contrario, se intenta romper con una desigualdad histórica. 

Retomo el título del post e insisto en que no es que no me gusten los feriados, pero prefiero un Estado que no genere favoritismos o consideraciones especiales en temas que no debería.

31 comentarios:

  1. che, no sabía que tenías blog :O

    voy a pasar seguido desde ahora. saludos!

    ResponderEliminar
  2. Entre una cosa y otra, entre blogs ajenos y propios, de cursos y temáticos, estoy en el rubro desde el 2005, che! Vos lo sabés, no te extrañes! Pasate cuando quieras, salute Juliet!!

    ResponderEliminar
  3. Un feriado por mes fijo, lunes o viernes, a mediados de mes para asegurarse que se haya cobrado y todavía quede algún resto para hacer un viaje corto, y así fomentar el turismo local.
    Se evitan así los feriados trasladables, los puentes turísticos, los feriados por única vez, los feriados por religión, y el manoseo de los gobiernos de turno sobre qué fechas son las importantes para recordar (como si algún feriado hubiera servido para eso).
    Que sea una vez por mes es para hacer números redondos. Les dejo tabulados la cantidad de feriados desde el 2007 que cayeron en días de semana (fuente: http://www.mininterior.gov.ar/)

    AÑO #
    2007 11
    2008 11
    2009 13
    2010 14
    2011 13
    2012 16
    2013 15

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabés cuánto se gana o pierde con los feriados que buscan fomentar el turismo?
      A mí me dijeron que se pierde, pero no me dieron datos serios.

      Abrazo

      Eliminar
    2. Combustible, peajes, pasajes, alojamiento, comidas afuera, recuerditos. Una fiesta de consumo. No tengo idea ni cuánto ni quién gana o pierde.
      De todas formas, lo importante de mi comentario llamaba a abolir los feriados actuales para pasar a otros fijos y regulares. Independientemente para qué se lo usen.
      Saludos,
      Marcos

      Eliminar
    3. Para Santiago Mollis, datos actuales sobre turismo en feriados:
      http://www.infonews.com/2012/05/25/economia-23155-el-turismo-en-los-feriados-se-duplico-en-los-ultimos-tres-anos.php

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por eso la pregunté. Vos hablás sobre feriados para fomentar el consumo y no sé si pasa eso realmente. Voy a pedir más data de lo que me dijeron, pero creo que se sale perdiendo... De esta manera esos quedarían afuera..
      Creo que ciertos feriados y sus fechas tienen un sentido, no sé si quitarlos todos...

      Eliminar
    2. ademas los feriados tienen un fondo cultural, por mas que en lugar de hacer celebraciones de conmemoracion la gente decanse,si haces solo feriados sin identidad para fomentar el consumo..., no se, no me gusta la idea de una sociedad regida total y unicamente por el consumo

      nico

      Eliminar
  5. Con la lógica propuesta podemos fundamentar también que el domingo debe ser laborable en tanto el componente religioso que dicho día tiene (¿es el día del Señor? ¿el que se tomó Dios para descansar?). Por otro lado la semana de siete días es una obvia referencia al relato de la creación "judeo-cristiana", cuestión que también lesiona la neutralidad estatal. Del mismo modo deberíamos dejar de contar los años haciendo referencia al natalicio de Jesús (ahora, de forma "neutra", algunos autores hablan de antes de nuestra era o inútiles frases similares que se refieren al mismo hecho).
    ¿No estamos exagerando un poco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sábados y domingos no son laborables no por religión sino por lo conseguido a través de años de luchas obreras para limitar los días y la cantidad de horas que se trabaja por día. Lamentablemente se fueron perdieron algunos de esas conquistas y en algunos lugares nunca se alcanzaron (ajeros en Mendoza, industria textil, etc).
      Sobre el calendario y la semana de 7 días, es una convención internacional sobre cómo medir el tiempo.
      Saludos,
      Marcos

      Eliminar
    2. Coincido con lo que dice Marcos.
      Sin embargo, aún admitiendo que los domingos no se trabaja porque es el día que "Dios descansó" y que las semanas tienen 7 días por la referencia judeo-cristiana, es importante tomar en cuenta la primera solución, digamos "la uruguaya".
      Esta solución lo que intentó es quitar toda referencia cristiana a esas fechas. No es posible decir que hoy asociamos la jornada laboral y la cantidad de días de la semana a una cuestión meramente religiosa. En el caso que estamos discutiendo, los feriados, hay una relación estrecha con la religión y ahí es donde se rompe la neutralidad del Estado..
      Igualmente, coincido con Marcos y no podemos establecer las relaciones que intentaste demostrar. La idea no es una lucha anticlerical, sería imposible eliminar todas las referencias religiosas que poseen nuestras conductas diarias, lo importante es evitar esas relaciones hoy en día, a esta altura del partido. Estoy a favor de eliminar esas referencias que perduran y perjudican la libertad de todos, más cuando el Estado las admite sin problemas.
      Eso es lo que yo pienso...

      Eliminar
  6. No hablé del sábado "inglés" (epa, cuidado con el calificativo y la actual malvinización). Me refería al domingo, al nombre del día, lo que significa y al hecho de su directa, ineludible connotación cristiana. Proponía cambiar de sábado "pirata" y domingo a lunes y martes, pero bueno, si el argumento es la "convención internacional" finaliza la discusión ¿no?
    ¿En serio creen que socialmente los feriados señalados se asocian exclusivamente a las fechas religiosas? Entiendo que son fechas socialmente secularizadas, días de reuniones bien laicas y en general muy esperadas y disfrutadas por los/as trabajadores/as. Pero corramos a los feriados de la discusión, cambiamos nombres (semana del turismo es un nombre un poco ampuloso y excluyente que tal vez violente el derecho a no ser discriminados de aquellos grupos que no tienen recursos para hacer turismo), modificamos días y listo. Pero el problema sigue en cuestiones igual de sustantivas. Bajo los argumentos que señalan y a título de ejemplo ¿qué hacemos con los nombres católicos de algunos estados provinciales como Misiones, Santa Cruz y Santa Fe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que se puedan sacar los feriados de la discusión. El punto que tratás de sostener intenté descartarlo en el comentario anterior, pero creo que no fui claro.
      Tus luchas sobre la forma de contar las semanas, el día que no se trabaja en la semana y ahora los nombres de las provincias cuyo pasado se remonta a una "tradición católica" no son las que hay que discutir. El motivo por el cual no tiene sentido discutirlas es porque esa "tradición católica" ya no se refleja en esas cosas. Los nombres de las provincias han adquirido entidad propia, uno no asocia Santa Cruz, Misiones y Santa Fe a algo católico.
      En los feriados nacionales religiosos- los mencionados arriba- si hay una directa asociación al culto católico. Si aceptás la visión del artículo 2 y 14 de la Constitución que doy, tenés que aceptar la neutralidad del Estado y al hacer esto no se puede permitir que se sigan otorgando esos beneficios al culto católico en particular.
      Además, mi postura no es cambiar los nombres. Es que lo feriados nacionales religiosos pasen a ser días no laborables.
      De nada sirve discutir cosas que ya no representan lo que en ese momento representaban y que no implican un status del culto católico por sobre los demás.
      Saludos

      Eliminar
    2. Santiago, justamente comparto con vos el difuso concepto de "han adquirido entidad propia"... y tanto lo comparto que, con igual criterio que el que utilizás, lo hago extensivo a los feriados en discusión. Socialmente son feriados y punto. Vos decís "uno no asocia Santa Cruz, Misiones y Santa Fe a algo católico". Creo que, en estos tiempos, la Semana Santa o la Navidad tampoco son asociadas (o son cada vez menos asociadas) a algo católico. Acepto la visión de un estado neutral en lo religioso, lo que me parece difícil de aceptar es un revisionismo a-histórico máxime cuando, como dice Roberto, no se observan derechos lesionados.

      Eliminar
    3. Buenos, discrepamos en la interpretación de los feriados. Yo creo que el tinte católicos está bastante presente, sobre todo cuando el decreto reconoce las distintas celebridades y asigna un status distinto a unas y no a otras.
      Con respecto a los derechos lesionados yo sí creo que se observan (ahí le contesté a Roberto).

      sALUDOS

      Eliminar
  7. Roberto Coutenceau10 de abril de 2012, 11:57

    Santi, me parece una buena idea plantear este tipo de cuestiones que evidencian determinadas desigualdades del estado frente a la ciudadanía (y más desde el punto de vista jurídico). El artículo está bien pensado. No obstante, es difícil distinguir cuándo estas fechas son un "privilegio" para los creyentes de determinado culto o más bien una tradición basada en nuestra herencia cultural que no provocan daño alguno y en donde el Estado simplemente "decreta" que sean feriados pero no financia ningún otro tipo de demostración religiosa en esos feriados (sin perjuicio de la necesidad de la modificación del art. 2 CN).

    Creo que se plantea un "caso" cuando existe un perjuicio concreto a determinado sector de la ciudadanía (como sí se evidencia cuando con nuestros impuestos contribuimos a "sostener" una religión que no profesamos, o cuando determinadas creencias de una religión le niegan derechos civiles a determinado sector de la sociedad). Sería interesante entonces, demostrar el perjuicio concreto producido por este tipo de feriados religiosos, porque recién ahí tendríamos un "caso" judicializable. Siempre se va a poder argumentar, como empecé diciendo, que más que un "privilegio religioso", estos feriados forman parte de un legado cultural que viene desde que los españoles pisaron el suelo americano y la Argentina se constituyó como un país dominado por la cultura europea. Llevando el planteo de la laicidad aún más lejos, podemos llegar a dudar de muchísimas otras manifestaciones de la religión católica en nuestra cultura y que hoy en día son inescindibles de la misma (como dijeron más arriba, los días de la semana basados en el antiguo testamento, el conteo de los años basados en el "antes y después" del nacimiento de Jesús, nombres de ciudades, municipios, provincias, artículos de la CN que mencionan a Dios, como el 19 etc etc etc.).

    Particularmente estoy de acuerdo con lo que planteás en el artículo, pero sería interesante entonces (y me repito) más allá de que el planteamiento de la cuestión sirva para repensar como constituyentes o legisladores el rol de la religión en nuestra cultura y sus manifestaciones, pensar el perjuicio concreto que hoy en día causan estas fechas y analizarlos en un contexto histórico y cultural. Felicitaciones por el texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Robert, esbozo porque creo que se afecta de una manera concreta a la libertad de culto sostenida en el artículo 14 de la Constitución.
      Siempre ante estos problemas los argumentos que surgen para mantener el status quo y no modificar este tipo de situaciones, suelen ser: "qué te molesta?", "no ofende a nadie", "son pocos días".
      Desde el momento en que el Estado garantiza su neutralidad en el tema de la religión (insisto que surge a partir de la interpretación moderna del artículo 2 y del artículo) este debe hacer lo necesario para satisfacerla. Decretando a las celebridades católicas como feriados nacionales y al resto como días no laborables, está generando un distingo que va en contra de esa neutralidad. Desde el momento en que dos situaciones iguales se tratan de manera distinta hay que justificar ese distingo, ya que la regla es la igualdad. No hay argumentos fuertes que sostengan el por qué de dejar de lado la igualdad en este caso, y por ende cae esa distinción (para mí al punto de volverse absurda).
      Romper con la neutralidad implica que el Estado otorga un status al, en este caso, culto católico y eso, queramos o no, va en desmedro de las otras religiones. Suponer que un culto es "el oficial" impacta en la visión de la sociedad sobre el otro culto, le quita espacios de participación, posibilidad de difusión- las distintas cosas que hace el Estado (desde los feriados, pasando por las imágenes en los espacios públicos, la educación católica en colegios públicos, hasta el sostenimiento económico) generan una percepción fuerte de "culto oficial".
      En síntesis, tenés dos problemas.
      - el Estado abandona su neutralidad violando sus principios constitucionales
      - el Estado a romper con su neutralidad incide en favor de un culto y desmedro de otros. Esto repercute en las preferencias privadas de los individuos.

      La seguimos discutiendo en persona!
      Abrazo!

      Eliminar
  8. Personalmente creo que la solución uruguaya (en cuanto a los feriados cristianos) es la mejor. Quita una connotación religiosa (aunque siempre queda la incongruidad de que Carnaval y Semana del Turismo no son fijas) y satisface a la mayoría que aunque no va a misa todos los domingos siente a algunas de esas fechas como "su" fecha. Ir por el domingo por ser el "dia" de una religión, eliminaría inmediatamente al viernes y al sábado por ser los días musulmán y judío y diversos grupos cristianos. Es bastante neutro establecer un o dos días como de descanso obligatorio para la administración de los asuntos públicos y no prohibir el trabajo a los demás en esos días a cambio de que en cada empresa, convenio etc se disponga la obligación de otorgar días fijos de descanso al personal. Es lo que ocurre en la actualidad y resulta muy conveniente para la mayoría.
    Pero hay un montón de asuntos públicos que están teñidos de religión del Estado:
    a) las fiestas patronales de muchos pueblos;
    b) los capellanes militares;
    c) Los Tedeum en fechas patrias;
    d) la presencia del cura, obispo, etc. (e incluyo a los rabinos, pastores, imanes que a veces son invitados) en actos públicos municipales, provinciales o nacionales como si fueran un Estamento más. Y de paso a los militares locales como ídem;
    e) Los Cristos y cruces que adornan más de una entrada a pueblos; vírgenes en estaciones de transporte público; símbolos religiosos varios (sean o no reconocidos por la Iglesia) que adornan plazas y caminos de la república.
    f) Absurdos teológicos como Virgenes militares.
    Y podemos agregar las invocaciones religiosas que forman parte de Constituciones nacional y provinciales y Cartas Orgánicas municipales.
    Y no olvidar que la neutralidad religiosa implica también que incluye a los ateos y a los no-monoteistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "c) Los Tedeum en fechas patrias;" ¿Por qué debería haber "fechas patrias"? ¿No afectará eso la "neutralidad" estatal?
      Saludos,
      CV

      Eliminar
    2. Bueno, justamente, cada comunidad religiosa tiene sus fechas sin privilegios. Esa es la idea. Las propuestas para la transición podemos discutirlas acá y allá. Santiago propone tres y se juega por una.

      En tu caso CV. La respuesta es muy fácil. Diferente es la comunidad argentina -que incluye diferentes comunidades- pero que puede tener una fecha patria por ser una comunidad nacional. Así de simple. La fecha patria es neutral porque la comunidad existe. Se llama Argentina.
      No hay ruptura, sino comunidad de iguales ahí y no hay trato diferencial, por ende, hay igualdad en la comunidad.

      Por supuesto que ciertas comunidades religiosas tengan feriados reconocidos y otras no, es una violación de la igualdad de culto, no?

      Salut y muy bueno el debate, che!!!
      Lucas.

      Eliminar
    3. "La fecha patria es neutral porque la comunidad existe." No lo veo para nada. En todo caso, lo que hay es una creación/imposición desde el Estado de una "comunidad" (una identidad nacional). Eso podrá estar bien o mal, pero seguro no es algo "neutral".
      Saludos,
      CV

      Eliminar
    4. Claro, la Argentina, hoy existe por una imposición del Estado? ¿No existe comunidad argentina? Es el Estado con sus aparato. No hay nada de cultural, de identidad nacional y comunitaria. Aja.
      Eso me parece raro, che. Un argumento raro (y bien liberal, neutralista).

      Y sí hay una comunidad la fecha patria no establece diferencias entre pares, más allá de los disensos y demá, es algo que respeta la igualdad. Como sabés, yo no soy muy adepto de la neutralidad liberal sino de la igualdad democrática, ;-D

      Salute, che.
      Lucas.

      Eliminar
    5. "la Argentina, hoy existe por una imposición del Estado?" Sí. Y todas las identidades nacionales son impuestas y sostenidas por los Estados por medio de la violencia (o su amenaza).

      En algunos casos, la identidad étnica o religiosa precede y da sustento a la identidad nacional, pero creo -aunque esto es discutible- que no es el caso de la Argentina (algunos entienden que este rol lo ocupó el católicismo).

      No entiendo muy bien por qué te parece un argumento "raro" y "bien liberal, neutralista".
      CV

      Eliminar
    6. Perdón por la demora CV. Lo que digo que esa idea que dice que la Comunidad se sostiene por medio de la violencia (o su amenaza) es una representación liberal muy conocida, un lugar común. La libertad del liberalismo también se sostiene con violencia (o su amenaza) en un Estado Liberal y forma una comunidad liberal.

      La comunidad también se sostiene por compartir esa identidad sin la necesidad de imposiciones y de sostener un Estado único. Todos los Estados multinacionales que fallaron en el siglo XX demuestran que las comunidades nacionales pueden ser más fuertes que los Estados y estar enfrentados, por ejemplo, Ex-Yugoslavia, entre otros.

      Todo esto para decir que las comunidades (nacionales o locales) pueden justificar razonablemente ciertas prácticas igualitaria del estilo "fechas patrias", que son parte de su autoreflexión identitaria, de una forma de reflexionar o incluso ejercer memoria -véase 24 de Marzo- sobre sí mismo.

      Salutes y sigamos,
      Lucas.

      Eliminar
  9. Me gustaría sumar un ítem a esa lista, aunque el ítem es para comprobar a futuro ya que no tengo datos serios sobre esto: la plata que gasta el Estado en celebraciones católicas, como la navidad. Sería importante analizar eso y ver si hay diferencia con las otras religiones o no (aunque para mí lo único que debería hacer es ofrecer un espacio para que todas se puedan expresar).
    La solución uruguaya no me termina de cerrar. Si bien los feriados nacionales católicos perderán su nombre, con suerte, perderán su sentido religioso de acá a muchos años.
    Creo que lo mejor es que todos tengan la misma condición, eso implica igualdad. Para todos se debe generar la posibilidad de exigir su fecha, insisto que es lo mejor. Pero entiendo tu punto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En que sentido gastos? ¿Por, por ejemplo, poner árboles de Navidad?¿O por el hecho de ser feriado?

      Eliminar
    2. Me refiero a brindar espacios públicos y ofrecer plata para hacer pesebres vivientes y demás. Hay un par de fallos interesantes en EEUU. El problema es que la interpretación económica del "sostiene", del artículo 2, avalaría ese tipo de prácticas. La única forma de ir en contra de eso es modificarlo en la CN, cosa bastante complicada...
      Entiendo que el sostenimiento económico perjudica la libertad de culto y por ende la igualdad, pero mientras tengamos ese artículo creo que es una lucha perdida.

      Eliminar
    3. Sostiene no es lo mismo que ayudar a propagandizar. Me parece que la Constitución de 1994, al eliminar las referencias a "…con los indios, y promover la conversión de ellos al catolicismo" quita excusas para solventar actividades destinadas a propagar dicha fe.

      Eliminar
  10. En realidad la batalla importante es la batalla por el entendimiento de la gente: Que todos tengan claro que NO hay religión del Estado.
    Que no debe haber un ustedes y nosotros.
    Que no está bien que se enseñe religión católica en las escuelas públicas, etc.(aunque si debería haber una materia de cultura general que informe los principios básicos de las religiones más comunes en el país. Me parece espantoso que la mayoría de la población no tenga idea de cuando vivió Jesús)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://www.lanacion.com.ar/972312-el-ateismo-evangelico
      Saludos!
      CV

      Eliminar

Nexos

Nexos